Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Bolt se llevó el duelo ante Powell

EFE EFE
El jamaicano Usain Bolt hizo frente al frío y al permanente viento presentes en el estadio Rey Balduino y a la resistencia de su compatriota Asafa Powell, para cerrar la temporada con un nuevo golpe de autoridad y adjudicarse el duelo del hectómetro en la reunión de Bruselas, la última prueba de la Liga de Oro que conquistó en solitario la keniana Pamela Jelimo.

Bolt estableció un tiempo de 9.77. Distante de los 9.69 que marcó en Pekín 2008, que fijó como récord del mundo. Con un viento en contra de 1,3 metros. Ni siquiera eso frenó el impulso del atleta en su despedida de la temporada europea.

Powell, el único corredor que ha batido a su compatriota esta temporada y que hace tres días se impuso en Lausana, sin Bolt, que se centró en los 200 metros, llevó la iniciativa al principio. Pero entró seis centésimas (9.83) después que el plusmarquista mundial. Nesha Carter logró el triplete jamaicano con el tercer puesto, con 10,07: "Asafa es un muy rápido. Estoy acostumbrado a tener que esforzarme para superarle", dijo Bolt.

Powell, que ganó a Bolt en Estocolmo este verano, se resignó a la derrota. Pero tal es la superioridad de Bolt que en sólo cinco segundos puede reconducir su mal comienzo. Fue lo que ocurrió en Bruselas: "Salí a correr rápido pero Usain te somete a una gran presión", reconoció Powell.

Bolt ganó los 100 y 200 metros y el relevo 4x100 para Jamaica, que le dieron tres medallas de oro y el establecimiento de un récord mundial en cada una de las carreras en las que participó en Pekín.

Resto de la jornada

La jornada resultó fructífera también para la doble campeona europea, la belga Kim Gevaert, que se impuso en la prueba femenina.

Apoyada permanentemente por el público se adjudicó los 100 metros en 11.25 afectada también por las condiciones meteorológicas. Batió con facilidad a Debbie Ferguson de Bahamas y a la estadounidense Me"Lisa Barber. Tras entrar en la meta, disfrutó de la ovación de un minuto con la que le propinaron los 47.000 asistentes.

Pero fue la keniana Pamela Jelimo la que rentabilizó mejor su participación en la competición. Ganó en solitario el premio de la Liga de Oro, valorado en un millón de dólares, tras lograr en la reunión de Bruselas su sexto triunfo en la prueba de los 800 metros.

Jelimo afrontó el último encuentro atlético con la posibilidad de tener que compartir el bote con la saltadora Blanka Vlasic, pero en el estadio Rey Balduino fue superada por la alemana Ariane Friedrich.

Jelimo, campeona olímpica, extendió su tradicional dominio aunque no pudo amenazar el récord del mundo.

La keniana, de dieciocho años, terminó el recorrido con un tiempo de 1.55,16, cuatro segundos por delante de su compatriota Janeth Jepkosgei, campeona del mundo.

Vlasic, mientras, perdió la oportunidad de obligar a Jelimo a repartir el botín. Pero fue derrotada de nuevo cuando se encaminaba a saltar 2,02 metros claro. Fue segunda, superada por la alemana Ariane Friedrich. La española Ruth Beitia fue séptima con un salto de 1.96.

Belal Mansoor Ali, de Bahrein, se adjudicó la prueba de 1.500 metros, donde marcó 3:35.94. Superó al marroquí Abdalaati Iguider, que fue segundo, y al neozelandés Nicholas Willis.


Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información