Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Sastre da una nueva demostración de saber sufrir

Defensa Central/EFE Defensa Central/EFE
La segunda etapa de los pirineos deparó un interesante final, que resultó algo corto por la escasa longitud del último puerto, Pla de Beret. La lucha se esperaba en La Bonaigua, la cima más alta de esta edición de la Vuelta, sin embargo, se hizo esperar hasta la última ascensión.

La etapa fue para el francés de Cofidis David Moncoutié, que llegó en solitario a la línea de meta. La lucha estuvo un poco por detrás, en el grupo de favoritos. A pie de puerto el Astana lanzó el ritmo, logrando que cediese Sastre unos metros. Kloden primero y Chechu Rubiera después fueron los encargados de enfilar el grupo. Cuando el asturiano se apartó, se produjó un parón a la espera de que o Levi Lepheimer o el equipo Caisse d"Eparge, con una nutrida representación en el grupo y que parecía poder lograr la victoria de etapa, diesen continuidad a ese acelerón.

Este momento lo aprovechó Alberto Contador para saltar del grupo, intentado distaciar y meter tiempo a Carlos Sastre. A rueda primero Valverde y luego Igor Martínez, que llegó a la meta con ellos.

Contador intentó dejar a Valverde y posteriormente le pidió relevos a Valverde para incrementar la diferencia con Sastre. El murciano se negó, pensando en ahorrar fuerzas para el sprint final para llevarse la bonificación.

Por detrás, Sastre volvió a saber sufrir y consiguió volver al grupo del que habían saltado Contador y Valverde, y del que tiraba el gallego Ezequiel Mosquera, que intentaba acercarse a los tres de delante.

Al final, el galo se llevó la etapa, Valverde consiguió la bonificación de 12" y Contador la de 8", a los que hay que añadir los 5" que finalmente les separó de Sastre en la línea de meta. Leipheimer, por su parte, volvió a recuperar el maillot oro, que ya vistió al final de la quinta etapa.

La carrera sale viva de los Pirineos

Los Pirineos no han hundido a nadie, por lo que la Vuelta sale viva de la cordillera montañosa. Levi Leipheimer vuelve a ser líder, con su compañero, Alberto Contador, pisándole los talones a 21 segundos.

Contador le pisa los talones al líder, a 21 segundos. Sus ataques en La Rabassa y Pla de Beret han marcado el territorio del favorito número uno. Valverde no se quiere descolgar, aguanta con bravura a pesar de la paliza que lleva en la temporada y de llegar a la Vuelta sin la exigencia de luchar por la general. De momento, ya es tercero a 49 segundos, y Sastre mantuvo la cuarta plaza a 1.27 de Leipheimer.

Ezequiel Mosquera (Xacobeo), Igor Antón (Euskaltel) y Dani Moreno (Caisse D"Epargne) completan el grupo español entre los 10 primeros. Además, no cede el prometedor corredor holandés, Robert Gesink (Rabobank), noveno a 3 minutos.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información