Ir a versión clásica Ir a versión móvil

España conquista un bronce que sabe a poco

EFE EFE
El equipo español de boccia, categoría BC1 y BC2, se impuso hoy por 5-4 a China en el partido por la medalla de bronce, la segunda que suma España en esta especialidad, un resultado que supo a poco a los jugadores españoles. "El objetivo era llegar a la final pero hay que conformarse con un bronce. Se nos complicó la cosa, no todos los días es domingo, y hay que dar por bueno el bronce", dijo el madrileño Manolo Martín.

Junto con Martín, que suma ya dos bronces en estos Juegos Paralímpicos, el catalán Pedro Cordero, el madrileño Paco Beltrán y el valenciano José Vaquerizo, que actuó como reserva, disputaron un encuentro muy ajustado en el que China tuvo posibilidades de remontar hasta la última bola del último parcial. "Fue un partido muy trabado. Sabíamos que iba a ser un partido de tanteo corto y muy apretado, como así ha sido", dijo Cordero, para quien "el resultado no refleja el juego que hacemos".

De la misma opinión son el resto de componentes del equipo español que opinan que, pese a la medalla, habían venido a Pekín con la determinación y el convencimiento de subir a lo más alto del podio. "Es la verdad. Hemos trabajado cuatro años para llegar a la final y esto nos sabe a poco. El torneo fue regular y al final un bronce está bien", confesó Beltrán.

España es una de las principales potencias en este deporte, reservado para personas con discapacidades cerebrales o discapacidades físicas acusadas, pero se irá de Pekín con dos bronces y un oro o una plata, en función de una última final por jugar.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información