Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Lorenzo, 3º, se coló detrás de Stoner y Rossi

EFE EFE
El español Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1) consiguió un puesto en la primera línea de la formación de salida para el Gran Premio de Indianápolis de MotoGP que se disputará mañana en este circuito, junto al italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1) y el australiano Casey Stoner (Ducati Desmosedici).

De hecho, Rossi y Stoner fueron los únicos pilotos que consiguieron rodar por debajo del minuto y 41 segundos en los instantes finales de los entrenamientos oficiales de Indianápolis, que como ya sucediera esta mañana se disputaron en seco, pero ahora con la pista en mucho mejores condiciones.

¿Suspensión?

La controversia generada por el estado de la pista podría acarrear mañana su suspensión si arrecia la lluvia como sucediese ayer tarde, pero en caso de lucir el sol como paso hoy en los entrenamientos vespertinos, el espectáculo está garantizado.

Desde esta mañana ya había avisado Valentino Rossi -quien rompió la racha exitosa de entrenamientos que protagonizaba Stoner-, que este circuito le gustaba mucho, a pesar de los riesgos reconocidos que entraña el mismo en determinados puntos, si el asfalto estaba completamente seco y como fue así, casi desde el principio fue el siete veces campeón del mundo el que marcó los parciales de referencia para todos sus rivales.

Junto a Valentino Rossi, el primero en roda en un minuto y cuarenta segundos, siempre estuvo un espectacular Nicky Hayden y es que el estadounidense de Kentucky, jaleado por su público y con el futuro resuelto en Ducati para la próxima temporada, seguramente ha sacado fuerzas y resolución para destacar al máximo posible en lo que queda de temporada.

Desde luego, en Indianápolis fue el único piloto que, a pesar de todos los controles electrónicos de que disponen las motos actuales, se permitió el lujo de protagonizar unas derrapadas con la rueda trasera de su Honda verdaderamente espectaculares, aunque ello al final sólo le sirviese para ser cuarto.

Suficiente si se tiene en cuenta que acabó cuatro posiciones por delante de su propio compañero de equipo, el español Daniel Pedrosa, en quien hace recaer veladamente muchos de los sinsabores por los que ha tenido que pasar durante todo el año y que pasarán al baúl de los recuerdos cuando se suba a su nueva y flamante Ducati Desmosedici, la misma moto que en 2007 hizo campeón del mundo al australiano Casey Stoner.

Una vez conseguido el ritmo necesario para la carrera, comenzó el baile de entrada en talleres para sustituir el neumático trasero de las motos y tirar así en busca de un buen puesto en la formación de salida, si bien en este "guerra" la suerte fue dispar.

El francés Randy de Puniet (Honda RC 212 V) fue de los primeros en colocarse al frente de la clasificación, pero le duró poco esa posición, pues tras registrarse la caída del australiano Chris Vermeulen (Suzuki GSV RR), fue Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1) quien se puso al comando de la misma al poco de salir de boxes con el neumático nuevo.

Sin embargo, Valentino Rossi demostró que tenía la convicción de ser altamente competitivo en Indianápolis y acabó por demostrarlo al convertirse en el primero en rodar en 40, aunque después se le acercó bastante Casey Stoner, exactamente a 84 milésimas de segundo.

Pedrosa, 8º

Pero esta competitividad encabezada por Rossi y Stoner en la que Jorge Lorenzo (Yamahat YZR M 1) es el tercero en discordia puede quedar diluida, y nunca mejor dicho, con las agoreras noticias que sitúan una cola del huracán IKE sobre la zona de Indianápolis mañana al mediodía.

Independientemente de lo que ello podría representar, una cosa si está clara y así lo han hecho saber los pilotos y es que de llover de forma torrencial como sucedió ayer tarde, se suspenderían todas las carreras.

En lo estrictamente deportivo, la actuación de los españoles en Indianápolis corrió suerte dispar, pues si bien Daniel Pedrosa (Honda RC 212 V) fue mejorando a lo largo del fin de semana con los nuevos neumáticos Bridgestone, no pudo pasar de la octava posición, en tanto que en el lado opuesto, Toni Elías (Ducati Desmosedici), que había sido el más rápido en los entrenamientos libres, aunque mejoró notablemente en los oficiales acabó a poco más de un segundo de Valentino Rossi.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información