Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Irán renuncia a jugar con EEUU en baloncesto en silla de ruedas

EFE EFE
La política se mezcló con el deporte el pasado fin de semana en los Juegos Paralímpicos de Pekín 2008, en los que el equipo iraní de baloncesto en silla de ruedas se negó a jugar con el de Estados Unidos, según informó la prensa local.

Irán y Estados Unidos, antagonistas políticos, luchaban el pasado sábado por un puesto en la semifinal, pero los persas no se presentaron en el estadio y en consecuencia el árbitro dictó un 20-0 favorable a los estadounidenses.

Washington y Teherán no tienen relaciones diplomáticas y protagonizan en los últimos años tensiones debido al programa nuclear iraní, así como por la hostilidad entre el régimen islámico e Israel.

El equipo iraní, sin embargo, alegó que las razones de su retirada no habían sido políticas sino derivadas de un "repentino cambio en el horario del partido", que fue retrasado dos horas y cuarto e iba a ser transmitido por la televisión iraní.

El torneo de baloncesto en silla de ruedas todavía ofrecía más posibilidades para el "morbo", ya que en otro enfrentamiento de cuartos ese día el equipo israelí -país que Irán no reconoce- se enfrentaba al de Canadá, y el ganador del encuentro se medía con el del EEUU-Irán.

Finalmente israelíes (por derrota) e iraníes (por no comparecencia) quedaron fuera del torneo, cuya final disputarán Australia y Canadá mañana. El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, visitó China a principios de este mes para asistir precisamente a la inauguración de los Juegos Paralímpicos, y se reunió durante su estancia con el presidente chino, Hu Jintao.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información