Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Roddick protesta contra el público de Madrid

EFE EFE
El estadounidense Andy Roddick, que perdió contra David Ferrer en el segundo encuentro de la eliminatoria entre su equipo y el de España y abandonó la cancha de la Plaza de Toros de las Ventas molesto con la actitud del público en algunos momentos, señaló que no es responsabilidad suya controla la actitud de los aficionados.

Roddick no profundizó en el asunto. Su capitán, Patrick McEnroe, rechazó, sin embargo, que la gente de las gradas hubiera tenido un mal comportamiento.

"El público ha sido muy justo. Hubo buen ambiente igual que la relación entre los jugadores. Al final ha habido un par de veces que el público gritó y a Andy le molestó, pero yo le he dicho que estas cosas suceden. Es lo que se espera en situaciones como esta. Lo que lamento es que haya perdido a pesar del trabajo que ha hecho y encontrarme con dos partidos en contra, un marcador tan adverso después del enorme esfuerzo de los jugadores", resaltó.

Cuando fue cuestionado Roddick sobre el asunto respondió con un lacónico. "Opino lo mismo".

"No es mi responsabilidad controlar al público", dijo a la pregunta de quién debe hacer respetar la diferencia entre animar y molestar y no quiso contestar sobre el intercambio de expresiones que tuvo con el capitán del equipo español, Emilio Sánchez Vicario, en el último intercambio de pista del encuentro.

Sobre el partido, el estadounidense dijo: "Creo que he jugado bien. Es fácil cuando acaba el partido ver sólo el resultado. Pero creo que he jugado bastante bien y que los dos jugadores rendimos a un nivel alto".

"A partir del cuarto set Ferrer mejoró su nivel. Pero creo que yo mantuve mi nivel en el cuarto y quinto. Por lo tanto, no fue cuestión de que yo bajara mi rendimiento", puntualizó.

Roddick recordó que "el equipo español no sólo juega bien sino que están muy bien preparados. En el circuito sabemos que son los que mejor están física y mentalmente. Pero creo que tengo mis opciones ante Nadal el domingo".

Por su parte, el capitán estadounidense, Patrick McEnroe, reconoció que con el 2-0 la presión es para sus jugadores. "Tenemos ahora la presión, es cierto. Estamos contra la pared. Pero debemos centrarnos en el dobles y hacerlo lo mejor posible para salir con opciones", apuntó.

Respecto a la altitud de Madrid dijo que "la altitud ha tenido su papel. Hubo puntos muy rápidos y creo que ha sido un factor. Los dos equipos nos hemos tenido que adaptarnos a esta circunstancia. Nosotros también. Vamos perdiendo dos a cero y a lo mejor no nos hemos adaptado tan bien como los españoles".

"Sam Querrey ha hecho un gran partido y puso en aprietos a Nadal. Pero demostró que es una buena alternativa en tierra. Respecto al dobles tengo buenas vibraciones. Está complicado ahora con el 2-0 pero vamos a seguir luchando hasta el final", concluyó McEnroe.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información