Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El coche condena a Alonso

EFE EFE


Fernando Alonso estaba ante la oportunidad de la temporada en el circuito de Singapur, donde había marcado los mejores tiempos en la 2ª y 3ª jornada de calificación, pero el R28 ha vuelto a ser su talón de Aquiles.

El bólido de Renault había rodado a un gran nivel en las jornadas de entreno, pero volvió a fallar en el peor momento, al quedarse parado con una avería en la bomba de gasolina, cuando Alonso intentaba escalar desde la sexta posición que había logrado tras unas pocas vueltas en la calificación.

El coche de Alonso, cuyo rendimiento era algo más que prometedor, comenzó a fallar nada más empezar la Q2, y se quedó detenido en la curva 18. El español, que apuntaba incluso a los dos o tres primeros puestos de la parrilla, tuvo que dejar su coche abandonado para regresar compungido y a pie al garaje de su equipo.

Alonso estaba convencido de que la "pole" no estaba a su alcance, pero sí los dos siguiente lugares de la formación de salida. Cuando parecía que las cosas comenzaban a irle bien desde hace mucho tiempo, una averíale dejó con la sensación de haber perdido una oportunidad de oro de lograr su primer podio del año.

En un circuito como el urbano de Singapur, en el que resulta muy difícil, por no decir imposible adelantar, comenzar una carrera desde el decimoquinto lugar convierte la prueba en una ruina para el bicampeón español.

La clave en los circuito urbanos es lograr un buen resultado en la sesión de clasificación, y la bomba de la gasolina dejó a Alonso tremendamente decepcionado.

"Mañana la carrera está perdida porque aquí no se puede adelantar. Mañana es salir por salir. Si ya pensaba que salir octavo o noveno era complicado, salir decimoquinto...", dijo el español al poco de abandonar la sesión de clasificación, para añadir que "nunca había ido tan bien el coche".

Su compañero en la octava fila del circuito urbano de Singapur será precisamente el segundo piloto de su equipo, el brasileño Nelson Piquet, que no pudo superar la primera ronda clasificatoria.

Massa marca la pole

El brasileño Felipe Massa ha logrado hoy la pole position en la primera carrera nocturna de la historia del Mundial de Formula Uno, el Gran Premio de Singapur.

La de hoy es la decimocuarta "pole" de Felipe Massa en su carrera en el Mundial de Fórmula Uno y la quinta de la presente temporada, tras las obtenidas en los grandes premios de Malasia, Turquía, Mónaco y Europa (Valencia).

El brasileño, que terminó con 664 milésimas de ventaja, estará acompañado en la primera fila por el líder del campeonato y principal rival en la pugna por el título mundial de pilotos, el británico Lewis Hamilton (McLaren Mercedes), que lo aventaja en un solo punto a falta de cuatro carreras para terminar el campeonato (Singapur, Japón, China y Brasil).

El inglés superó muy apuradamente la Q2, en la que sólo pudo ser décimo tras fallar en su vuelta clave y tener que afrontar otra con la pista a rebosar de tráfico. Al final, y tras coquetear con la eliminación, logró meterse por los pelos en la fase determinante hasta trepar hacia la primera línea.

Desde la segunda fila arrancarán el finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari), actual campeón del mundo, y el polaco Robert Kubica (BMW Sauber).

A continuación estarán el finlandés Heikki Kovalainen, que tuvo que cambiar sin penalización el motor de su McLaren-Mercedes antes de la sesión de clasificación, y cuatro de los cinco alemanes presente en el campeonato: Nick Heidfeld (BMW Sauber) y Sebastian Vettel (Toro Rosso-Ferrari), Timo Glock (Toyota) y Nico Rosberg (Williams-Toyota).

El primer gran premio nocturno de la historia arrancará mañana a las 20.00 horas locales (14.00 en España/12.0 GMT), y constará de 61 vueltas (309,087 kilómetros).
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información