Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Cunego se llevó la clásica de la cerveza

  • Valverde acabó tercero
EFE EFE
El italiano Damiano Cunego, reciente vencedor de la clásica de Amorebieta, consiguió la victoria en la Amstel Gold Race, primera de la trilogía de las Ardenas, batiendo en la subida al Cauberg al luxemburgués Frank Schleck y a Alejandro Valverde, primer español en el podio de la carrera.

La primera de las grandes clásicas de primavera presentaba a lo largo de su trayecto de 257 km. entre Maastricht y Valkenburg, 31 "muros" entre los que destacaban los de Cauberg, al que se subió tres veces, la última coincidiendo con la meta, Eyserbos (km 238) y Keutenberg.

Una sola escapada presidió los tres primeros cuartos de la carrera. A 77 km. de meta, coincidiendo con el segundo ascenso al Cauberg, tres corredores, que se habían fugado cumplida la hora de carrera, marchaban seis minutos por delante del pelotón: Kristof Vandewalle (Topsport Vlaanderen), Albert Timmer (Skil-Shimano) y Yuriy Krivtsov (AG2R).

El Caisse d"Epargne de Alejandro Valverde, el CSC de los hermanos Schleck -Frank y Andy-, y el Rabobank de Oscar Freire y Juan Antonio Flecha controlaban la carrera en el pelotón, que rápidamente redujo la ventaja de los fugados. A 55 km. de meta ya era inferior a los dos minutos.

El Gerolsteiner de Schumacher, defensor del título, tomó la iniciativa a 40 km. de la llegada poniendo a cinco corredores al frente del grupo. La fuga de tres fue anulada a 33 km. de meta.

Faltaban todavía seis "muros" por carreteras estrechas y los ataques se sucedieron (Dario Cataldo, Kim Kirchen, Johan Vansummeren), todos ellos anulados por el Rabobank, pero el ruso Serguei Ivanov (Astana) recibió la ayuda de Christian Pfannberger (Barloworld) para echar un pulso al grupo de elite perseguidor.

Reagrupamiento

El Keutenberg, una terrorífica rampa del 22 por ciento, a 12 km. de meta, reagrupó a los primeros, entre quienes estaban Damiano Cunego, Oscar Freire, Joaquim Rodríguez y Alejandro Valverde.

Davide Rebellín tensó la cuerda durante dos kilómetros pero fue alcanzado por un grupo de ocho en el que ya no estaba Freire, aunque sí Valverde y Rodríguez. El Cauberg iba a dictar sentencia entre ocho corredores al cabo de 257 kilómetros.

Joaquim Rodríguez, tirando en cabeza, evitó que se uniera por detrás el grupo de Oscar Freire y la fuga llegó intacta al Cauberg. Frank Schlek tomó la iniciativa a 400 metros, Cunego saltó a su rueda y Valverde tardó unos segundos más en reaccionar, los suficientes para que el italiano venciera con claridad a Schlek.

Valverde hubo de contentarse con ser el primer español en el podio de la clásica de la cerveza, que se le sigue resistiendo.

Faltaron a la cita el campeón mundial Paolo Bettini, víctima de una caída en la Vuelta al País Vasco; el también italiano Danilo Di Luca, recién exculpado de dopaje, que trabaja para el Giro; el belga Tom Boonen y el español Alberto Contador, pero sí estaban cuatro antiguos ganadores de la carrera: Stefan Schumacher (2007), Davide Rebellin (2004), Erik Zabel (2000) y Frank Schleck (2006).
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información