Ir a versión clásica Ir a versión móvil

3-3.- España rozó el drama en su debut

  • En la primera parte España fue una caricatura de sí mismo en defensa
Alejandro Alcázar Alejandro Alcázar


España estaba avisada. Irán no se le ha dado históricamente demasiado bien y volvió a comprobarlo haciendo el peor primer tiempo en mucho tiempo. Se fue al descanso con un aplastante 0-3 y Luis Amado como mejor jugador. Después, ajustó líneas, encerró al rival y empujó para ir remontando con sufrimiento hasta el 3-3. Incluso pudo ganar, pero Kike falló un lanzamiento desde los 10 metros a 28 segundos del final. Y es que el cierre de la selección, puntal básico de este equipo, no tuvo su día con una empanada difícil de explicar.

Los pesos pesados de España hicieron aguas

En la primera parte España fue una caricatura de sí mismo en defensa. Errores de bultos graves que facilitaron la labor a los iraníes, que con un simple dibujo 2-2 con el balón en su poder y un juego perpendicular, desbordaron con pasmosa facilidad a los Kike, Torras, Andreu, Rodríguez etc. La clave estuvo en que cuando los nuestros perdían el balón, la presión para recuperarlo fue tan nefasta que el contrario tuvo siempre ventaja para montar sus contras con pasmosa facilidad. Tanto que incluso con el 0-3, Luis Amado estaba siendo el mejor de los nuestros.

La demostración de la triste exhibición defensiva de España es que cumplió el cupo de faltas a casi dos minutos del descanso, algo inaudito en la vigente bicampeona del mundo. Pero si en defensa fue un fiasco, el ataque fue impreciso, descoordinado y ramplón. Tanto que sólo las individualidades pusieron en apuros a los iraníes y el mejor recurso de los españoles fue el disparo desde lejos.




España cambió su actitud defensiva por aptitud

Un primer tiempo para llorar con un 0-3 en contra y gracias. Imaginamos que la indignación de Venancio en el tiempo de descuento debió poner las pilas a los jugadores, que cambiaron su actitud defensiva por aptitud en la continuación y los iraníes dejaron de parecer Falçao o Paulo Roberto en pleno apogeo.

El gol de Torras (a lo Daniel, de espaldas con un toque sutil con el empeine) apenas pasado un minuto del arranque puso las cosas en su sitio. España asentó la presión cuando perdía la pelota y acabó acorralando a los asiáticos en su área. Era lo normal. Empezó el pim, pam, pum en busca de acortar distancias y Borja logró el segundo antes del minuto 10 en una jugada personal en la que se inventó un disparo venenoso desde la izquierda, que entró por la escuadra corta. En pleno acoso llegó el empate, a cuatro del final, en un buen reverso de Torras al borde del área.

España pudo ganar, e incluso perder, porque Shamsaee, la pesadilla para un Kike desconocido, estrelló el balón en el palo. El propio Kike tuvo la victoria en sus zapatillas a 28 segundos final en lanzamiento sin barrera desde 10 metros, pero el cierre de ElPozo, que no suele fallar, falló y el triunfo se quedó en un empate.

LA FICHA

España: Luis Amado; Kike, Álvaro, J. Rodríguez y Fernandao.

Marcelo, Torras, Borja, Ortiz, Andreu.

Irán: Nazari; Theri, Keshavar, Hassanzadeh y Shamsaee.

Latifi, Tayyebi, Hashemzadeh, Asgahri, Masoudi, Daneshvar.

Goles

0-1 Taheri (4")

0-2 Shamsaee (11")

0-3 Hassanzadeh (12")

1-3 Torras (21")

2-3 Borja (29")

3-3 Torras (36")


Árbitros: López, de Colombia, y Ghibaud, de Argentina. Amarilla a Javi Rodríguez.

Cancha: Gimnasio Maracanazinho. 1ª Jornada del Grupo D


Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información