Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Sin Champions y sin Copa

  • Ciudad Real ganó en el último segundo
EFE - Zaragoza EFE - Zaragoza
El Ciudad Real se proclamó campeón de la Copa del Rey de balonmano al derrotar por un gol, logrado en el último segundo del encuentro, al defensor del título obtenido la pasada temporada, el Barcelona.

Después de un primer periodo en el que el equipo de Talant Dujshebaev se marchó con comodidad al descanso (19-15) al impedir que su rival pudiera utilizar su arma más letal, el contragolpe, el Barcelona reaccionó en la segunda parte.

Gracias a una gran defensa y también a un posible exceso de confianza de los manchegos el equipo barcelonés tuvo opciones para haberse hecho con el partido, aunque un último gol de Jonas Kallman en el último segundo, y tras que sus compañeros le hicieran una pantalla para poder lanzar, hizo que la Copa viajase a Ciudad Real.

El inicio de la primera parte se jugó con defensas muy intensas y muchos parones en el juego, fruto de las lesiones momentáneas por la fuerza con que se empleaban ambos conjuntos.

El Barcelona intentó imponer su velocidad a la contra, cosa que solo consiguió lograr en momentos puntuales y que fue clave para que acabara el primer periodo con una desventaja de cuatro goles, mientras que a su oponente le interesaba un ritmo más pausado.

Gran Sterbik

Cuando no conseguía correr, el equipo de Manolo Cadenas tenía muchos problemas en ataque y solo los lanzamientos de Iker Romero, que acabó este periodo con 6 goles, conseguían sacar del atasco a su equipo, que se estrelló en muchas ocasiones en sus errores y también en un Arpad Sterbik excepcional que detuvo 9 lanzamientos, entre ellos un penalti.

Con estos parámetros el conjunto manchego hizo crecer las diferencias a su favor progresivamente y amasó ventajas entre cuatro y cinco goles para acabar el primer periodo con un cómodo 19-15.

El decorado fue muy diferente tras el descanso pues el conjunto ciudadrealeño pareció salir más relajado de lo aconsejable y esto, unido a una mejoría evidente en defensa de los azulgranas, permitió al equipo de Manolo Cadenas endosarle un parcial de 2-7 en los diez primeros minutos, que puso por delante en el marcador al conjunto catalán (21-22).

Se abría un nuevo partido porque a partir de ese momento la igualdad fue máxima entre ambos conjuntos y el electrónico fluctuó con ventajas de un máximo de dos goles para uno y otro conjunto, hasta el segundo final en que el mejor hombre de los alcarreños, Jonas Kallman, marcó en el último segundo y le dio el título a su equipo.

Ficha técnica:

31 - Ciudad Real (19 12): Sterbik (Hombrados, p.s.); Kallman (7), Pajovic (1), Stefansson (6), Roberto García (-), Uríos (4), Metlicic (2), Rutenka (2), Zorman (2), Entrerríos (5), Virán Morros (-), Masachs (1) y Dinart (1).

30 - Barcelona (15 15): Losert (Kasper, p.s.); Noddesbo (1), Juanín García (3), Víctor Tomás (2), Garabaya (-), Lozano (5), Ugalde (-), Iker Romero (10), Nagy (3), Nenadic (-), Larholm (1), Rocas (5) y Xepkin (-).

Árbitros: Breto y Huelín (Cataluña). Excluyeron por dos minutos a Kallman, Roberto García, Rutenka y Zorman, del Ciudad Real, y a Garabaya, Lozano, Ugalde, Larholm, Rocas y Xepkin (2).

Incidencias: final de la Copa del Rey de Baloncesto disputada en el pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza ante unos 4.000 espectadores. Fue elegido mejor jugador el barcelonista Demetrio Lozano; mejor portero Arpad Sterbik (Ciudad Real) y el máximo goleador Iker Romero.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información