Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La fiscalía archiva la Operación Puerto por riesgos para los deportistas

EFE EFE
La Fiscalía de Madrid interpondrá un recurso de apelación contra el archivo de la llamada "operación Puerto" contra el dopaje, por entender que la actuación de los imputados puso en peligro la salud de los deportistas, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

El anuncio de la Fiscalía se produce después de que el titular del Juzgado de Instrucción número 31 de Madrid, Antonio Serrano, acordara en un auto firmado el pasado 26 de septiembre el sobreseimiento de la causa, decisión que la Abogacía del Estado también anunció que recurriría ante la Audiencia Provincial.

La "operación Puerto", la mayor redada de la historia contra el dopaje en el deporte, se desarrolló en mayo de 2006 -antes de la entrada en vigor de la Ley Antidopaje-, cuando la Guardia Civil descubrió en Madrid un laboratorio con grandes cantidades de bolsas de sangre almacenada y aparatos de análisis.

Tras este descubrimiento fueron arrestados el médico Eufemiano Fuentes, el entonces director deportivo del equipo ciclista Liberty Seguros, Manuel Saiz, y el directivo del equipo Comunidad Valenciana Ignacio Labarta, entre otros.

Aunque la lista de clientes de Fuentes abarcaba presuntamente a varios deportes, sólo cuatro ciclistas fueron sancionados en sus respectivos países: Ivan Basso, Scarponi y Caruso en Italia y Jorg Jaksche en Alemania.

La causa ya fue archivada en marzo de 2007 por el mismo juez, al entender que no había delito contra la salud pública.

Aquella decisión conllevó el levantamiento de las medidas cautelares relacionadas con el procedimiento y la presentación de un recurso de la Abogacía del Estado y la petición de la Fiscalía de que se anulara el archivo de la causa.

Los recursos contra el archivo fueron estimados parcialmente por la sección número 5 de la Audiencia Provincial de Madrid, que el 14 de febrero de 2008 ordenó al juez la reapertura parcial del caso.

La Audiencia entendió entonces que podía haber indicios de delito y determinó que continuaran las diligencias a partir del informe del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses.

El juez, en su último auto firmado el 26 de septiembre pasado, afirma que las conclusiones de dicho informe "son determinantes al manifestar que de no encontrarse algún daño físico no se podría relacionar con la existencia de eritropoyetina; así como en el caso de las autotransfusiones en las que se hace mención a una serie de riesgos sobre el paciente".

"Los hechos denunciados, en la fecha en que éstos debieron de producirse, no son constitutivos de infracción criminal", añade el auto que acuerda el sobreseimiento libre de las actuaciones, con reserva de las acciones civiles que puedan corresponder a los perjudicados.

Sin embargo, tanto la Abogacía del Estado como la Fiscalía de Madrid consideran que pudo existir riesgo para la salud de los ciclistas, motivo en el cual han anunciado la presentación del recurso de apelación.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información