Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Paseo de España y campeona de grupo

  • España 3-0 Uruguay
Alejandro Alcazar Alejandro Alcazar
Con el escándalo de Italia al fondo, España se jugaba el primer puesto del grupo ante Uruguay. Pero al bicampeón del mundo sólo le preocupaba ganar su partido porque era su obligación. Y lo hizo, no sin problemas, ante un rival inferior, corajudo, pero lejos del nivel que atesora la selección que dirige José Venanci López. Un primer tiempo malo de los nuestros, en el que se impuso la precipitación y la falta de precisión pero que Javi Rodríguez se encargó de cerrar con el 1-0.

Después, Fernandao decidió el partido en cuestión de un minuto con sus dos primeros goles en un Mundial. España ya se dio un paseo e impuso la lógica ganando el encuentro con cierta placidez y proclamándose campeona de su grupo sin traicionar a los pronósticos ni a la limpieza del deporte. Algo que a Nuccorini, seleccionador de Italia (Brasil B), le trae al pairo. Él, aunque mucha gente se ha extrañado de la jugarreta que le ha hecho a Portugal, es así y no cambiará después de haber protagonizado infinidad de episodios como esa derrota contra todo pronóstico ante Paraguay.



Salida sorprendente de Uruguay

España se vio sorprendida por la salida agresiva de los uruguayos, que provocó desorden el juego de los de José Venancio López y riesgos en defensa que, afortunadamente, no tuvieron reflejo en el marcador. Los sudamericanos eran conscientes que su única opción era propones un partido peleado, abierto, loco, por lo que hicieron morder el anzuelo a los nuestros hasta que José Venancio pidió tiempo muerto y puso a los suyos en su sitio.

A partir de ahí, España se movió por detrás del balón cuando Uruguay tenía la posesión y lo hizo a base de rápidos repliegues basada en la disciplina prusiana que exige un fútbol sala de alta competición. El encuentro se paró y los nuestros empezaron a controlar el tiempo de partido aunque las llegadas, en una buena propuesta de abrir por las bandas, carecieron de último pase o de la pegada precisa.

El gol de Rodríguez y tranquilidad

Además, Venancio dio minutos a los menos habituales, alternando veteranía con juventud, consciente de que el oxígeno puede faltar en los momentos de la verdad, y la efectividad y precisión del juego no fue la exigida para un bicampeón del mundo que se estrelló repetidamente contra la ordenada defensa uruguaya. Al final llegó el gol, pero tuvo que nacer a balón parado, en un córner de Daniel que Javi Rodríguez empalmó al fondo de la meta ante la sorprendente pasividad de la defensa uruguaya.

El segundo tiempo, como ocurrió ante la República Checa, España apretó y en minuto y medio sentenció el encuentro en sendas acciones de Fernandao. El brasileño se aprovechó, primero , de una falta de entendimiento del portero y un defensa rival, y el segundo culminando una acción de ataque. Dos goles que marcaban las diferencias entr unos y otros, aunque los uruguayos no se qusieron rendir y planteran batalla en busca de la portería defendida por Juanjo.



- La ficha:

España: Juanjo; Ortiz, Torras, J. Rodríguez y Marcelo
Daniel, Álvaro, Fernandao, Eseverri, Andreu,
Borja, Cristian

Uruguay: Diego; Lanza, Jorge, Daniel y Juan
Garrido, Seba, Sena, Walter

Goles: 1-0 J. Rodríguez (19"), 2-0 Fernandao (21"), 3-0 Fernandao (23")

Árbitros : Mesen (Costa Rica) y Peralta (Panamá). Vieron la tarjeta amarilla: Marcelo, Daniel, Diego, Fernandao,
Torras, Seba.

Cancha: Gimnasio Maracanazinho. 5ª Jornada del Grupo D
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información