Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Gilbert sorprendió en París

EFE EFE
El belga Philippe Gilbert sorprendió a los favoritos en la París-Tours, la clásica de los esprinters, y logró meterse en un corte en los cinco últimos kilómetros para batir a sus compañeros de fuga con el pelotón pisándoles los talones.

Gilbert invirtió un tiempo de 5h47:45 en recorrer los 252 kilómetros prácticamente llanos de esta 102 edición de la "clásica de las hojas caídas", Saint-Arnoult-en-Yvelines y la avenida Gramont de la ciudad de Tours.

El español Oscar Freire, tercero el año pasado, y el belga Tom Boonen, que no pudieron conseguir nuevos títulos en el reciente Mundial de Varese, necesitaban olvidar sus frustraciones en esta clásica propicia para los esprinters, pero volvieron a sufrir una nueva decepción, llegando a cinco segundos de los fugados.

Antes de empezar la carrera, inspectores de la UCI practicaron controles de hematócrito a 53 corredores de los equipos Garmin-Chipotle, CSC, Collstrop, Caisse d"Epargne, Columbia y Skil-Shimano. Todos fueron declarados aptos.

Cinco corredores formaron la escapada principal, a partir del séptimo kilómetro: David Zabriskie and Lucas Euser (Slipstream), Sébastien Delfosse (Landbouwkrediet), Cyril Lemoine (Crédit Agricole) y Tom Veelers (Skil-Shimano), que llegaron a tener

Los fugados consiguieron su máxima ventaja, de 11:15 minutos, al paso por la localidad de Bonneval, en el km. 67. A partir de ahí el pelotón comenzó a organizar la caza en una magnífica mañana otoñal, sin viento, cielos despejados y 22 grados de temperatura.

La diferencia cayó rápidamente. A 125 km. del final apenas superaba los cuatro minutos. El Rabobank de Oscar Freire, el Liquigas de Daniele Bennati, el Silence-Lotto de Robbie McEwen y el Quickstep de Tom Boonen corrían con la mayor responsabilidad al frente del grupo.

A 45 kilómetros de meta todavía los escapados tenían dos minutos y medio de ventaja, pero el pelotón estaba ya lanzado y redujo a los fugados a 20 kilómetros de la llegada.

En la última parte, con muchas curvas y algunos repechos, menudearon los saltos de corredores que pretendían romper la disciplina del grupo. Cuatro de ellos, Sébastien Turgot (Bouygues), Nicolas Vogondy (Agritubel), Mickaël Delage (FdJ) y Jan Kuyckx (Landbouwkrediet) abrieron una brecha de 25 segundos a 8 m. del final.

El movimiento decisivo se produjo a 5 km. de meta, cuando Gilbert llegó al grupo de arriba, se dejó llevar por su compañero de equipo Delage y batió al esprint a sus compañeros de escapada.

La carrera sirvió de despedida para un velocista excepcional, el alemán Erik Zabell, de 38 años, que disputaba su última prueba profesional en un trayecto donde consiguió victorias en 1994, 2003 y 2005.

También supuso el adiós del equipo francés Credit Agricole, que desaparecerá en diciembre después de permanecer diez años en el pelotón internacional.

No estuvo en la salida el defensor del título, el italiano Alessandro Petacchi, cuyo equipo, LPR Brakes, no fue invitado por no suscribir el pasaporte biológico.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información