Ir a versión clásica Ir a versión móvil

A un paso del objetivo

  • Fernando Alonso ha hecho del R28 un monoplaza competitivo. Sólo le queda jorobar a Hamilton
Defensa Central - Madrid Defensa Central - Madrid
Quién se lo iba a decir a Fernando Alonso, cuando en marzo, en los albores del Mundial, participó en su primera carrera en su vuelta a Renault... Un R28 obsoleto, con graves carencias aerodinámicas, lastrado por la falta de compenetración de las suspensiones de Renault con los neumáticos Bridgestone y con una falta de competitividad evidente del propulsor, iba a ser su compañero de viaje durante un largo Mundial.

"Hay que intentar hacer un podio", se cansó de señalar Fernando Alonso durante esos comienzos de temporada, con el cuarto puesto conseguido en Australia gracias a los imponderables como el mejor resultado de la primera mitad de campaña. Para colmo de males, fue su compañero de equipo, Nelsinho Piquet, que nunca ha logrado ser más rápido que el asturiano en unos entrenamientos, el que alcanzó el premio antes.

Todo pintaba en bastos, pero el genio del asturiano se reecontró con la fortuna en Singapur, victoria, y con un triunfo sin paliativos en Fuji y ha cumplido con creces el objetivo deportivo de la temporada, ayudando incluso a la escudería francesa a que tenga prácticamente atado el suyo, el cuarto puesto en el Mundial de constructores.

Todavía, sin embargo, le queda un objetivo más que cumplir: jorobar a Lewis Hamilton en todo lo posible para que al inglés, por segundo año consecutivo con el título mundial en el bolsillo, se le vuelva a escapar. Ya lo hizo en Fuji, dejándose "desdoblar" por el piloto del McLaren, quien así tuvo que dar una vuelta más al circuito japonés que, quién sabe, tal vez acuse el propulsor en Shanghai.

Y así será en las dos carreras que quedan. Todos los medios italianos e ingleses coincidían en señalar a Alonso como el juez del Mundial, toda vez que Hamilton y Massa, por su inconstancia e irregularidad, son incapaces de ganar el título por sí mismos y que Kimi Raikkonen está más pendiente de los barriles de cerveza que de pilotar el pepino de Ferrari que tiene en las manos. Si Alonso consigue inmiscuirse en la pelea Massa-Hamilton e interceder a favor del brasileño, no le quepan dudas de que lo hará. Aún hay rescoldos...
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información