Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Rusia, último obstáculo de Brasil en busca de su ansiada final

  • El rusobrasileño Cirilo es baja
EFE - Río Janeiro EFE - Río Janeiro
Brasil intentará superar mañana el último obstáculo en el camino hacia la final del Mundial de Fútbol Sala al enfrentarse a Rusia en una de las semifinales, un encuentro para el que los anfitriones parten como favoritos. La selección brasileña es la única que ha ganado los siete partidos jugados en el torneo y quiere, ante su público, deshacerse del mal sabor que dejó en el último Mundial, en el que tuvo que contentarse con el tercer lugar.

El equipo que dirige Paulo César de Oliveira tiene las dudas de Wilde y Ciço, por problemas físicos, y de Betao, expulsado en el descanso del partido ante Italia y cuya sanción será decidida hoy por la FIFA. Por contra, regresará al equipo titular el veterano Schumacher, amenazado de sanción si ve una tarjeta amarilla y a quien el técnico dio descanso ayer ante Ucrania para asegurar su presencia en el trascendental encuentro de mañana ante Rusia.

Volver a estar en la final

Brasil, campeón en las tres primeras ediciones del torneo, busca en este sexto Mundial volver a la cima del fútbol sala, después de perder en Guatemala 2000 ante España en la final (4-3) y no poder clasificarse para la final de 2004 en Taiwán. Aunque hace ya doce años que conquistaron su último Mundial, los brasileños son los grandes favoritos para ganar esta edición, en la que han dominado de principio a fin y han presentado unos números impecables hasta ahora.



Los anfitriones finalizaron la primera fase con 49 goles a favor y sólo uno en contra en los cuatro partidos disputados, mientras que en la segunda ronda anotaron nueve goles en tres partidos y recibieron tres, todos ellos en el último partido ante Ucrania, ya con los deberes hechos. Por su parte Rusia, el equipo más goleador en este Mundial, con 59 anotaciones en siete partidos, cuenta en sus filas con el máximo artillero de la competición, el brasileño naturalizado Pula, con quince dianas.

Dudoso triunfo sobre Paraguay

Rusia se ha ido confirmando en el Mundial como uno de los equipos más fuertes gracias a su gran nivel físico y técnico y la calidad de jugadores determinantes como Pula, Prudnikov o Khamadiev. Sin embargo, la clasificación de los dirigidos por Olev Ivanov para las semifinales no ha estado exenta de polémica, especialmente tras la victoria 5-4 ante Paraguay en la segunda fase.

Cuando faltaban tres segundos, Pula cometió una falta clara ante un defensa paraguayo, al que le robó la pelota para asistir a Shayakhmetov, quien en la agonía del partido consiguió el gol de la victoria. Rusia certificó su pase para las semifinales en un dramático partido ayer ante Argentina, que también se jugaba la clasificación, y que finalizó con empate a dos, resultados que favoreció a los europeos.

Para el partido de mañana, los rusos tendrán una baja de peso como es la del pívot brasileño naturalizado Sirilio, lesionado. "Estamos jugando sin pívot y esto cansa más. Él es el único pívot parado del equipo", lamentó el goleador Pula. Además, Agapov y Khamadiev están apercibidos de sanción y se perderán la final o el partido para el tercer puesto en caso de que mañana vean una tarjeta amarilla. En la primera fase del torneo, Brasil y Rusia ya se vieron las caras en Brasilia, en un partido que terminó con una clara goleada 7-0 de los locales.

Posibles alineaciones:

- Brasil: Tiago; Gabriel, Schumacher, Lenísio y Marquinho. Seleccionador: Paulo César de Oliveira.

- Rusia: Zuev; Shayakhmetov, Pula, Azizov y Dushkevich. Seleccionador: Oleg Ivanov.

Pabellón: Gimnasio Maracanazinho de Río de Janeiro.

Hora: 13.30 .
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información