Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El 5º puesto, posición para atacar el podio

  • El asturiano se marca la meta de ser quinto en la parrilla de salida
Miguel Vázquez - Previa Miguel Vázquez - Previa


La última jornada de entrenamientos oficiales (8:00), marcará las verdaderas opciones de Fernando Alonso de volver a optar al podio tras las dos espectaculares victorias del asturiano en Singapur y Fuji. Además, el circuito de Shangai puede ver coronarse al británico Lewis Hamilton como nuevo campeón del mundo de F1, por lo que habrá que estar atentos a lo que hagan él y su máximo rival, Felipe Massa.

En los ensayos del viernes, nada quedó claro. Alonso llegó a ser segundo y acabó tercero de la jornada a tan sólo cuatro milésimas de Massa. Hamilton fue primero.

ALONSO ES CAUTO, SIN RENUNCIAR A NADA

Sin embargo, el piloto español de Renault ha querido ser más cauto que en los anteriores circuitos y no se ve en principio luchando por el podio. El coche juega un papel importante en Shangai al contar con dos rectas larguísimas y no jugar un papel importante la estrategia de neumáticos, debido a la temperatura ambiental que hace que se minimicen las diferencias entre utilizar blandos o duros.

Ahí, como reconoce el propio Alonso, Ferrari y McLaren deben estar por delante y copar el podio. Sin embargo, el asturiano no quiere renunciar tan rápido a luchar y ha asegurado que si consigue la quinta posición de la parrilla tendrá más opciones de ir a por todas.

PROBLEMAS PARA KUBICA

BMW en principio debería estar también algo mejor que el R28, sin embargo Robert Kubica tuvo esta pasada mañana muchos problemas con su monoplaza, quejándose de falta de adherencia. El polaco se ve un impotente espectador de cómo se le escapa la lucha por el mundial, sin poder hacer nada al respecto, debido a que su coche se encuentra muy lejos de lo que debería ser a estas alturas.

La otra sorpresa de la jornada la dio Nelson Piquet. El compañero de Alonso estuvo muy correcto y finalizó quinto la sesión del viernes, situado entre un Ferrari (Kimi Raikkonen) y un McLaren (Heikki Kovalainen). La escudería francesa no quiere echar las campanas al vuelvo, pero es toda una hazaña ver cómo ha conseguido llegar a este final de temporada, tan sólo por detrás de los "todopoderosos" de la F1.


Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información