Ir a versión clásica Ir a versión móvil

España, a por la triple corona consecutiva

Loopy de Loop, la previa Loopy de Loop, la previa


Esta vez sí, tras el susto ante esa selección brasileña vestida a la italiana, llega el momento de la verdad ante la verdadera Brasil. Sólo la canarinha separa a la selección española de marcar un hito histórico en el fútbol sala, con su tercer Campeonato del Mundo consecutivo.

El escenario no podía ser mejor, el Maracanazinho estará repleto de 13.000 almas, brasileñas en su mayoría, para animar a una selección sedienta de venganza. Vendetta de la última final perdida ante los españoles en el desorganizado Guatemala 2000 y haber quedado relegados al tercer puesto en China-Taipei 2004.

España es la vigente campeona, pero no hay que dejar escapar los datos que reflejan la realidad de las dos selecciones: Brasil ha sido el único equipo capaz de ganar los ocho partidos que ha disputado para llegar hasta la final, siendo la máxima goleadora con 62 tantos y a su vez la menos goleada, con sólo 6 tantos encajados. Los números no mientes, pero la reali8dad también debería reflejar que España hasta el momento no ha mostrado su verdadero potencial.

Pero si hacemos caso a estas estadísticas, que tanto gustan a los eruditos de este deporte, cabe señalar que la "roja" lleva ya la friolera de 50 partidos oficiales sin conocer la derrota, y justamente fue ante Brasil en 2005 cuando los hombres, entrenados por entonces Javier Lozano, cayeron por última vez. Pero estas selecciones poco y nada tienen que ver con las de hace tres años.



Las claves

Desde luego que ésta era la final que todo el mundo esperaba cuando hace 15 días daba el pistoletazo de salida el Mundial. Será una lucha de poder a poder sin un claro favorito. En España todavía tienen que explotar la calidad de Fernandao, Marcelo o Javi Rodríguez, pero la "roja" ha demostrado un altísimo nivel como conjunto durante todo el campeonato. Su sistema defensivo, con un repliegue y continuas ayudas en superioridad numérica ha rozado la perfección

Pero enfrente estará Brasil, con Falçao, aquel que en 2004 fue considerado el mejor jugador del mundo, un pelotero de fantasía que frecuenta las "pachangas" con el ex madridista Robinho y del que si se puede esperar algo es espectáculo. Pero la fuerza de Brasil no reside en Falçao. La potencia de Schumacher y la capacidad de Marquinhos o Lenísio son bazas tanto o más importantes.

España tendrá sus oportunidades en función de cómo controle el partido. Si el marcador se vuelve loco y el marcador registra altos registros goleadores, Brasil tendrá más opciones, pues al equipo de Venancio López le está costyando perforar la portería rival. Pero, si por el contrario, el choque transcurre con pocos goles, España tendrá mucho camino andado.

Duelo de viejos conocidos



Para Brasil será la última oportunidad de una generación de grandes jugadores que desde España 96 no saborean las mieles de un Mundial. Los Falçao, Schumacher, Lenísio, Marquinho y Vinícius ya superan la treintena y tras el mundial darán paso a una neuva generación de jugadores.

Lo mismo ocurre con España, donde Javi Rodríguez, Kike, Luis Amado, Daniel, Marcelo o Andreu, que también están por encima de los 32 años, podrían decir adiós a la selección tras la cita mundialista. Qué mejor guinda al pastel de una carrera gloriosa que esta tercera corona consecutiva.

Alineaciones probables:

España: Luis Amado; Torras, Kike, Javi Rodríguez y Marcelo. Seleccionador: José Venancio López.



Brasil: Tiago; Gabriel, Schumacher, Lenísio y Marquinho. Seleccionador: Paulo César de Oliveira.

Estadio: Gimnasio Maracanazinho de Río de Janeiro.

Hora: 10.30 local (15.30 en España).
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información