Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Italia gana el bronce in extremis

EFE EFE
La selección italiana acabó en tercer lugar en el Mundial de Fútbol Sala de Brasil tras ganar en la final de consolación a Rusia por 2-1, gracias a un gol de Saad Assis a falta de trece segundos para la conclusión del encuentro. Sin la tensión y la presión de otros partidos, ambos equipos ofrecieron un buen espectáculo en el que sólo hubo que lamentar la falta de más goles, pese a las numerosas oportunidades para marcar que tuvieron uno y otro.

Rusia manejó el encuentro en los primeros minutos, aunque se topó siempre con un inspirado Feller, mientras que Italia optó por la velocidad y salir en peligrosos contragolpes. En el ir y venir entre cada portería, Italia acertó primero. En un contragolpe por la izquierda, Fabiano asistió a la derecha a Adriano Foglia, el menudo delantero se fue hacia el centro y enganchó un potente disparo desde fuera del área ante el que nada pudo hacer Zuev.

Los dos seleccionadores decidieron dar minutos a todo el banquillo, pero lejos de perder ritmo el partido ganó intensidad. Los rusos se volcaron al ataque y Vladislav Shayakhmetov estuvo a punto de empatar antes del descanso, pero entre Feller y el palo evitaron la igualada. En la segunda mitad, el choque siguió con una vorágine de ocasiones en las dos porterías, aunque los dos guardametas y la poca puntería de los jugadores evitaron que el marcador se moviera.

Rusia tuvo recompensada su insistencia cuando Dushkevich, tras un centro raso de Khamadiev desde la derecha, remató espectacularmente con el tacón y empató a los 26 minutos de juego. Los rusos buscaron el segundo en los minutos restantes y Shayakhmetov llegó a disponer de un uno contra uno ante Feller, que el portero consiguió parar.

Cuando todo indicaba que se llegaría a la prórroga para decidir al tercer clasificado, Shayakhmetov fue expulsado por doble amarilla a falta de un minuto y medio y los italianos supieron aprovechar la situación, gracias a Saad Assis.

El jugador del FC Barcelona recibió casi en la línea de fondo en el lado izquierdo de la portería rusa un pase de Nora, para levantar en dos toques el balón y mandarlo con una suave vaselina al fondo de las redes, a falta de 13 segundos para la conclusión.

Italia, que había conocido la otra cara de la moneda tras caer en el último instante de la prórroga en la semifinal ante España, dio el golpe definitivo sin dejar tiempo a su rival para reaccionar. Los italianos lograron así su segundo podio consecutivo, después de acabar en segunda posición en el Mundial de China Taipei de 2004.

LA FICHA DEL PARTIDO

2-Italia: Feller; Jubanski, Baptistella, Bertoni y Nora -equipo inicial-; Grana, Forte, Assis (1), Fabiano, Foglia (1) y Morgado. Seleccionador: Alessando Nuccorini.
1-Rusia: Zuev; Kobzar, Pula, Azizov y Maevskiy -equipo inicial-; Shayakhmetov, Pereverzev, Prudnikov, Dushkevich (1), Agapov y Khamadiev. Seleccionador: Oleg Ivanov.


Goles
1-0, m.7: Foglia
1-1, m.26: Dushkevich
2-1, m.40: Assis


Árbitro: Scott Kidson (Australia), acompañado del peruano Héctor Rojas y del portugués Antonio Cardoso. Expulsó a Shayakhmetov (m.12 y 39) por doble amonestación.
Incidencias: Partido por el tercer y cuarto puesto del Mundial de Fútbol Sala, disputado en el Gimnasio Maracanazinho de Río de Janeiro, ante unos 6.700 espectadores que animaron en todo momento a Italia, cuyos jugadores son todos brasileños naturalizados
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información