Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La ruleta de los penaltis fue brasileña

  • Franklin detuvo dos de los cinco lanzamientos de España
Alejandro Alcazar Alejandro Alcazar



Brasil recuperó el cetro mundial por un maldito penalti. Fue la única vía que le quedó a la final del Mundial para dilucidar el campeón. La igualdad fue total, pero si hace cuatro años en Taipei la pelota de la ruleta de los penaltis cayó de parte española, en esta ocasión marcó la casilla amarilla y verde de Brasil.

Franklin, el ex portero del Polaris World y Guadalajara, detuvo dos de los cinco penaltis y le dio el título a su país. Curiosa la decisión del seleccionador de la canarinha PC, que decidió quitar a Tiago y poner en la tanda de penaltis a Franklin. Le salió bien. El actual meta del Malwee le detuvo a Torras el tercer penalti de España, pero Luis Amado equilibró los lanzamientos deteniendo el de Ari. El último lo tiró Marcelo para empatar, pero Franklin lo adivinó y ahí se acabó la final.

El encuentro empezó a los 24 minutos



El partido empezó a los cuatro minutos del segundo tiempo, con el 1-0 de Brasil. Hasta entonces mucho respeto, toque y pocas beligerancias de dos equipos que se conocen de memoria. Era como un partido de la Liga española, no en balde salvo tres jugadores todos están o han pasado por la competición doméstica de nuestro país.

Mucho talento al servicio del juego de equipo, porque esta Brasil nada tiene que ver con la de antaño. Era una un grupo de egocéntricos malabaristas con la pelota que se burlaban de los rivales. Hasta que apareció la táctica, la disciplina y la calidad de España para ganarles dos mundiales seguidos y hacerles entrar en razón.

El gol de Marquinho, a los cuatro minutos del segundo tiempo, abrió el partido para ver lo mejor de los dos grandes mundiales del fútbol sala. A partir del 1-0, que llegó de un córner sacado por el jugador de Interviú que desvió con la cara Borja a la red, se empezó a ver un juego rapidísimo, de rotaciones fulminantes, de calidad individual, de acciones inverosímiles”¦

El primer empate de España

Torras empató seis minutos después con una bomba brutal. Punterazo que hizo desaparecer la pelota hasta que la escupió la red. Golazo del ala-cierre de Interviú y toda una declaración de intenciones de España hacia un rival que jugaba en su casa arropados por 10.000 espectadores y que quería recuperar el trono mundial.

Brasil era agresiva, rayando el reglamento, quería el triunfo y apostó por él pero con cabeza. Sabía que querer por querer podría llevarle a no poder. Y encontró su momento en una jugada larga, en la que Luis Amado rechazó por dos veces dos auténticos misiles, pero no pudo con el último impulsado por Vinicius.

Álvaro culminó el juego de cinco

Quedaban 3”™ 37”™”™ y el 2-1 ponía la final cuesta arriba, pero España no le perdió la cara haciéndose dueña del balón gracias al juego de cinco con Kike de portero. La circulación fue perfecta y en el tercer intento de Fernandao, con pase desde la izquierda al segundo palo, llegó la vencida. Gabriel intentó cortar la trayectoria del balón, pero la tocó lo justo para que Álvaro controlara con la tripa y la empujara casi en la raya.

La prórroga fue alterna, pero con la misma mentalidad con la que se había jugado la primera parte. A la espera de una genialidad o un fallo defensivo que no llegó lo que abocó el partido a la tanda de penaltis. Y la ruleta rusa en esta ocasión fue brasileña.

Alegría brasileña que se mostró respetuosa con su rival salvo el de siempre, Falçao, al que no tragan ni sus compañeros. El ídolo local quiso montar un show de alegría, pero sus compañeros le dejaron sólo y le vinieron a decir ”œqué tonto eres”.

LA FICHA

[color=#FF0000]2[/color] Brasil: Tiago; Schumacher, Gabriel, Marquinho y Lenisio.

Ciço, Falcao, Vinicius, Ari, Betao, Wilde y Franklin.


[color=#FF0000]2[/color] España: Luis Amado; Kike, Torras, J. Rodríguez y Marcelo

Álvaro, Fernandao, Eseverri, Ortiz, Andreu, Borja



Goles

1-0, Marquinho (24")

1-1, Torras (28")

2-1, Vinicius (36")

2-2, Álvaro (38")


Penaltis

3-2 Marquinho

3-3 Kike

4-3 Wilde

4-4 Ortiz

5-4 Ciço

5-4 Torras para Franklin

6-4 Lenisio

6-5 Álvaro

6-5 Ari para L. Amado

6-5 Marcelo para Franklin


Árbitros: López, de Colombia, y Torok, de Hungría. Tarjetas amarillas a Franklin, Javi Rodríguez, Schumacher.

Cancha: Gimnasio Maracanazinho.
10.000 espectadores.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información