Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La FIA se reúne mañana con los equipos para abordar reducción de costes

EFE EFE
La Federación Internacional del Automóvil (FIA) y la recién creada asociación de equipos del Mundial de Fórmula Uno (FOTA) se reunirán mañana en Ginebra para abordar una inminente reducción de costes, "insostenibles" a juicio de la primera.

A través de una nota con el orden del día de dicho encuentro, la FIA señala que los actuales costes de la Fórmula Uno "son insostenibles", y explica que los equipos, "incluso antes de los actuales problemas financieros mundiales, gastaban por encima de sus ingresos, que obtienen a través de sus patrocinadores y del dinero que perciben de la FOM" (Formula One Management).

Esta situación, según la FIA, hace que los equipos independientes estén "a expensas de la buena voluntad de las escuderías ricas, mientras que los equipos constructores dependen masivamente de las ganancias de las empresas que les patrocinan".

"Ahora existe un serio peligro de que en algunos casos cesen estos ingresos. Esto podría derivar en una reducción del número de competidores (en el Mundial), que se sumarían a las vacantes ya producidas y que han dejado la parrilla en un número (de coches) inaceptable", agrega la FIA en su nota.

En opinión de la FIA la Fórmula Uno sólo puede gozar de buena salud si un equipo puede competir con un presupuesto igual o muy próximo al dinero que recibe de la FOM, la empresa de Bernie Ecclestone que rige los designios de la Fórmula Uno.

Además de la reducción de los costes, en la reunión de mañana la FIA propondrá a los equipos medidas que en el futuro afectarán a las transmisiones, los chasis y los procedimientos de carrera.

En cuanto a las transmisiones de los coches, la FIA aspira a contar con un sistema de última generación que se utilice a partir del 2013, ajustado a la actual situación económica y accesible para los equipos independientes.

Asimismo, la FIA informará sobre la novedad de un suministrador único de motores y sistemas de transmisión que deberá ser utilizado por los participantes los años 2010, 2011 y 2012.

Con respecto a la próxima temporada, la FIA informará a los equipos de que permitirá igualar las desigualdades generadas en el momento en el que determinó la "congelación" de los motores.

Así, la FIA explica que cuando se tomó la decisión de "congelar" la evolución de los motores, algunos equipos solicitaron y obtuvieron un período de tiempo para solventar problemas de fiabilidad y reajustar sus propulsores hasta las 19.000 revoluciones.

"Algunas escuderías ganaron una ventaja para mejorar la potencia de sus motores. Pero esa no era la intención (de aquella decisión). Otros equipos no mejoraron sus motores al dar por hecho que estaban congelados. Esto produjo una desigualdades de rendimiento injustas y desequilibradas", agrega la FIA.

"Por ello, el Consejo Mundial decidió (el 7 de octubre) que pueda igualarse el rendimiento de los motores de acuerdo con el reglamento deportivo de 2009 en aras de volver a la situación que había justo antes de la congelación de los propulsores", indica.

La FIA discutirá con los técnicos de la FOTA la mejor manera de lograr esa igualdad, que agrade a todos y que suponga el mínimo coste.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información