Ir a versión clásica Ir a versión móvil

kirchen se llevó el triunfo

  • Superó a Evans y Cunego, segundo y tercero, respectivamente
EFE EFE
El luxemburgués Kim Kirchen, del High Road, ganó el pulso a todos los favoritos en la 73 edición de la Flecha Valona, disputada entre Charleroi y el mítico Muro de Huy, de 199,5 kilómetros, con una demostración final de fuerza en la que se impuso por delante del australiano Cadel Evans (Silence) y del italiano Damiano Cunego (Lampre). Kirchen, de 29 años y ganador este año de dos etapas en la Vuelta al País Vasco, sorprendió al final a todos los nombres ilustres del pelotón con una oportuna arrancada a 200 metros de la cima del Muro de Huy, donde cruzó la meta con un tiempo de 4h.35.29, sin que sus rivales tuvieran opción de respuesta.

Una vez que el pelotón principal anuló la ultima fuga de la jornada, que tuvo como protagonista al alemán Fabian Wegmann, del Gerolsteiner, a escasos 1000 metros de la pancarta de llegada, los favoritos asomaron en cabeza para afrontar las tortuosas pendientes de Huy, algunas del 18 por ciento, solo aptas para corredores de fuerza final.

Cadel Evans (Silence), segundo en el Tour tras Contador, seleccionó el grupo de jerarquía que se iba a disputar la victoria. Se fueron tras él los italianos Rebellin y Cunego y el Kim Kirchen. este último arrancó ante la sorpresa general y ya no cedió hasta la meta, donde alcanzó la gloria en una de las grandes pruebas clásicas, a sólo cuatro días de la última joya de primavera, la Lieja-Bastoña-Lieja. Kirchen desplazó a Evans y Cunego en el margen de 2 segundos y a continuación llegaron los jóvenes holandeses Robert Gesink, un corredor de gran futuro y Thomas Dekker, ambos del Rabobank.

Sin noticias de los españoles a la hora de discutir la victoria. Ni Alejandro Valverde ni su compañero "Purito" Rodríguez cumplieron las expectativas, aunque este último ocupó la meritoria octava plaza a 10 segundos del vencedor. Aitor Galdos, decimotercero y Mikel Astarloza, decimoquinto, dieron una buena tarde al Euskaltel. Igor Astarloza (Milram) fue decimoquinto a 24 segundos y Valverde se conformó con el puesto 21 a más de medio minuto.

La carrera empezó con mucha intensidad y ritmo elevado. En la primera hora se cubrieron 47,7 kms. Las caídas hicieron mella en el pelotón, con los abandonos de Marzano (Lampre), Vogondy (Agritubel) y Laurent (Slepstream) y los intentos de fuga se sucedían con corredores ajenos al cartel de favoritos.

En la Cota de Ereffe (km 84) movieron la cabeza del grupo el español Alberto Fernández de la Puebla (Saunier Duval), el ruso Efimkin (Quick Step) y el luxemburgués Andy Schleck (CSC). Pasaron la cima con algunos segundos sobre un grupo perseguidor que terminaría uniéndose en el segundo paso de Huy hasta formar 19 unidades que contaban con 2.35 minutos de ventaja sobre el pelotón principal.

En el tren de cabeza se encontraba un hombre de Valverde y "Purito" Rodríguez, el veterano Chente García, aunque el CSC puso tres piezas en vanguardia, con Andy Schleck, Sorensen y Kolobnev, y el Gerolsteiner de Rebellin a Fothen y Moletta. El Lampre de Damiano Cunego no estuvo atento a la maniobra, lo contrario que la Francaise, que incrustó a Philippe Gilbert.

La numerosa escapada no obtuvo rédito. En la Cota de Haut Bois, a 59 kms de meta, la ventaja era inferior al minuto. Bajo la lluvia sufrieron una aparatosa caída los españoles Carlos Sastre, David López y Egoi Martínez. El impulso del Caisse D"Epargne mantuvo a raya a varios supervivientes de la fuga, entre los que destacó el ucraniano Andrey Grivko (Milram), que desafió al aguacero para intentar alcanzar la gloria en solitario.

Cuando Grivko fue alcanzado a 12 kms de meta tomaron la iniciativa el sueco Larsson (CSC), Alexander Efimkin (Quick Step) y Fabian Wegmann (Gerolsteiner). El nórdico quedó fuera de combate por una caída y el germano tomó el mando hasta la bandera de último kilómetro, cuando empezó la carrera de verdad. Evans, muy fuerte, seleccionó y Kim Kirchem impuso un ritmo insoportable a 200 metros de la raya. Ya no cedió el luxemburgués, el mejor en las rampas de Huy, donde el ganador entra en la leyenda.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información