Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Marc Coma consigue la victoria en la última etapa

  • Pese a salir con una penalización y en la posición 60
EFE EFE
El español Marc Coma (Repsol KTM), que se tuvo que retirar en la penúltima etapa del Raid del Desierto, en Emiratos Árabes, debido a una rotura en el cambio de su moto, se resarció en parte con una victoria parcial en la última jornada de la prueba, puntuable para la Copa del Mundo de la especialidad.

Pese a salir con una penalización, el catalán se mostró de nuevo ambicioso. En la primera especial, Coma salió en la posición número
60, y debido a su mayor ritmo, tuvo que adelantar a más de la mitad de los rivales, y en la segunda fue de nuevo el más rápido.

El piloto Repsol alivió así el amargo sabor de ayer, con una victoria inapelable en la etapa final del rally, que confirma su
gran nivel en la fase final de preparación para el Dakar 2009. "Después de los problemas de ayer, la etapa de hoy era para
disfrutar y seguir acumulando kilómetros, ya que sin opciones en la clasificación general, de lo que se trataba era de rodar", dijo en
declaraciones distribuidas por su equipo.

"Por una parte me quedo con un poco de mal sabor de boca, ya que al final no hemos podido conseguir la victoria en el rally; pero
estoy contento, porque me he sentido cómodo durante la carrera, rápido, y creo que estamos en la buena línea. Estamos trabajando
bien, y eso es importante. También estoy contento porque con los diferentes problemas que había ido teniendo, no había conseguido ninguna victoria de etapa, y eso siempre es positivo. Es una buena manera de acabar el rally", apuntó.

Buen sabor de boca también para Viladoms

Su compañero Jordi Viladoms también llegó a Dubai con un buen sabor de boca, ya que tras perderse la anterior carrera por lesión y
no terminar la pasada edición del UAE Desert Challenge por una caída, llegar a la meta habiendo recuperado las buenas sensaciones
sobre su KTM 690 Rally le permite afrontar los próximos dos meses muy motivado.

"Estoy muy contento, ya que todo ha terminado como tenía que acabar. El objetivo era no cometer fallos importantes, no tener
caídas, terminar la carrera con confianza, y lo hemos cumplido", dijo.

"En esta última etapa tampoco me he preocupado por la clasificación y he terminado quinto, pero es que desde el primer día nuestro objetivo no era mirar la clasificación, sino ir cogiendo confianza y ritmo. Lo que quería era no tener caídas y que no pasase algo como el año pasado. Ha sido muy positivo, ya que he podido completar la carrera, ver en qué aspectos me falta trabajar más, y ahora podremos enfocar mejor los dos meses que quedan de preparación para el Dakar. Los afronto con muchas ganas, ya que hemos visto que todo va bien", añadió.

En la categoría de coches, el qatarí Nasser Al-Attiyah (BMW) confirmó su dominio y se convirtió en el primer árabe en quince años
en ganar en esta prueba, mientras que en motos el francés Cyril Despres consiguió su quinto triunfo. Al-Attiyah dominó de principio a fin esta prueba, de casi 2.200 kilómetros y se adjudicó la general final de la Copa del Mundo de
rallys todoterreno.

Despres tampoco tuvo problemas para ganar tras el tropiezo de Coma. Logró el triunfo absoluto con una ventaja de casi quince
minutos sobre el chileno Francisco López, cuarto en esta última jornada.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información