Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El talonario del Dinamo

  • Líder indiscutible en su liga
Chema Rubio Toril Chema Rubio Toril
El Dinamo de Moscú es un equipo construido a golpe de talonario. Con la mejor materia prima rusa y exportando talento brasileño de primer nivel.

Hace un año Eremenko respiró aliviado en Murcia al levantar su primera copa de Europa y ahora, tan competitivo en la pista como en los despachos, afronta el reto de hacerlo ante su afición. En la portería dos talentos mundiales, el ucraniano Popov y el ruso Pavel Stepanov, que se alternan la titularidad.

Después una legión brasileña liderada por dos nacionalizados e internacionales rusos como Pelé, única e importante baja del Dinamo, y Cirilo. Un poderoso pívot formado en Ulbra, donde coincidió con Ciço, que es el nuevo referente de la selección rusa, cuya afición le ha adoptado como ídolo.

El entrenador Danilo Martins le llevó al Spartak de Moscú en 2003 procedente de Joinville y no tardó en fichar por Dinamo. Junto a ellos, dos genios del balón como el veterano Joan dos Santos Nunes, talento puro, y un viejo conocido como Tatú (ex Playas de Castellón y Barcel Euro Puebla), un portento físico y técnico en plena madurez de juego, nominado mejor jugador de la Liga brasileña en el 2004.

No hay que olvidarse del ala-pívot Kelson, que llegó a Moscú tras ser el verdugo del Dinamo hace tres años con el Action 21, y de Pula, el hombre que anotó el gol de la victoria europea ante Interviú hace un año.

Historia curiosa la de este trabajador ala-cierre, que llegó a estar entrenando con el FC Barcelona por su amistad con su compatriota Lincoln, pero que acabó recalando en el Alfa 5 de División de Plata, que descendió a Primera Nacional catalana.

Después de un breve paso por Italia, regresó a Carlos Barbosa brasileño, de donde emigró a Rusia al Arbat y tras una excelente temporada fichó por el Dinamo. Ahora, con el pasaporte ruso, es una de las novedades del seleccionador Oleg Ivanov.

La principal novedad en la legión brasileña de Yuri Rudnev es otro viejo conocido de la afición española, Edú. Un contundente cierre fichado del Spartak de Moscú, que ya sabe lo que es medirse a ElPozo en un choque de la máxima rivalidad defendiendo los colores de su eterno rival, Cartagena.

Los internacionales Maevski, Fukin y Kobzar son la columna vertebral rusa, a la que hay que añadir el regreso desde Norislky del pívot Sergey Ivanov y el fichaje de Badredtinov, del Spartak Shelkovo. Estas tres incorporaciones suplen las bajas de Malychev, el ucraniano Kudlay y del brasileño Henrique.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información