Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Alegría de Larrazábal tras acabar en el 'top 10'

EFE EFE

El golfista español Pablo Larrazábal, que hoy culminó su participación en el abierto de Hong Kong en cuarta posición, con una tarjeta de 267 golpes, se mostró satisfecho con haber terminado entre los 10 mejores del torneo.

"Es una pena no haber ganado, la verdad; no he jugado igual de bien que ayer; no he tenido presión, pero podía haber empezado mejor el día. (De cualquier modo), el 'top 10' es un buen resultado, y este es un buen torneo", dijo a Efe el español, que hoy cerró con 267 impactos (69 67 64 67), los mismos que el tailandés Chawalit Plaphol.

"Me voy contento y con buena sensación para la semana que viene", añadió Larrazábal, quien viajará a Shenzhen (China) mañana lunes para disputar el Omega Mission Hills World Cup, prueba que se disputa entre el 27 y el 30 de noviembre.

El barcelonés confesó al final de la cuarta y última vuelta que se sentía "pegándole cada semana y cada mes con más confianza", lo que le hacía sentirse "más dentro del tour". "Si logro jugar bien podemos hacer algo bueno", expuso el joven golfista en relación al que será su estreno en la copa del mundo y a la primera vez que dispute un torneo en tándem con el veterano Jiménez. "Me siento con muchas ganas de formar parte del equipo", añadió Larrazábal.

Los otros tres españoles que participaron en Hong Kong, Jiménez, José Manuel Lara y José María Olazábal, finalizaron con tarjetas de 273 (71 69 71 62), 274 (71 69 70 64) y 280 (69 68 74 69) golpes; en vigésimo cuarto, vigésimo noveno y septuagésimo puesto de la tabla. "Olazábal necesita tiempo para ser el que era", expuso Larrazábal sobre el guipuzcoano, jugador que tuvo su particular día horrible el sábado.

"Es muy bueno"

Por su parte, Jiménez, que hoy logró su mejor puntuación de las cuatro rondas (62), se mostró positivo frente a su próximo reto en Shenzhen. El malagueño tampoco escatimó en halagos hacia el que será su compañero en Cantón: "es muy bueno, tiene una gran proyección, es fresco, valiente, y va tomando experiencia".

Tampoco se olvidó de la evolución de su colega de circuitos, Severiano Ballesteros. "Yo me informo para ver cómo va; va avanzando, despacito pero mejorando", señaló el español.

En un final épico, el abierto de Hong Kong se lo llevó el taiwanés Lin Wen-tang, quien rompe con esta victoria el domino europeo del torneo y devuelve la copa a Asia tras 9 ediciones de sequía, en las que tres españoles (que suman cuatro victorias) han tenido su buena cuota de responsabilidad.

La segunda posición de la tabla la compartieron el italiano Francesco Molinari y el norirlandés Rory McIlroy. Los tres cerraron la cuarta vuelta con 265 impactos, tras lo cual disputaron un reñidísimo desempate.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información