Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Usain Bolt pilotó un Ferrari de Fórmula 1 en Mónaco

El jamaicano, un amante de la velocidad
Defensa Central Defensa Central

El jamaicano Usain Bolt, el ser humano más rápido del planeta, pilotó durante media hora un Ferrari F430 Spider por las mismas calles sobre las que discurre cada año el Gran Premio de Fórmula uno. Horas antes de ser proclamado "atleta mundial del año" en la Gala de la IAAF, Bolt satisfizo su afición por la velocidad al volante de un descapotable de la marca que este año ha conseguido en Fórmula Uno el título mundial de constructores.

Bolt, que tiene los récords mundiales de 100, 200 y 4x100 metros, conseguidos, los tres, en los Juegos Olímpicos de Pekín, partió de la famosa curva del hotel Fairmont (antes Loewe), entre los murmullos de admiración de los curiosos que se congregaron ante el revuelo de cámaras y flashes.

El jamaicano, ataviado con una camiseta roja a tono con el coche, disfrutó con el rugido del motor, posó con las llaves del bólido en la mano y luego haciendo el signo de la victoria, y a continuación, acompañado por uno de los responsables de Ferrari, se lanzó a gran velocidad por la cerrada curva que conduce al túnel para bajar al puerto.

Después de dar dos vueltas al circuito, y una vez que dominó los mandos del vehículo, Bolt se atrevió a dar una vuelta junto a su padre y otra más acompañado de una prima suya que también ha sido invitada a la fiesta de su coronación en Montecarlo.

Bolt se ha convertido en el atleta más carismático de la actualidad, no sólo por sus marcas sino con su actitud siempre abierta a la promoción personal y del deporte que practica. Hoy vio cumplido uno de los sueños de todo aficionado al automovilismo: pilotar un Ferrari.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información