Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Paco Vallejo, plata en la Olimpiada de Ajedrez de Dresde

EFE EFE

El español Paco Vallejo exhibió su mejor juego en la reciente Olimpiada de ajedrez de Dresde (Alemania) al conseguir la medalla de plata en el segundo tablero y el sexto mejor resultado de todos los participantes, con nueve puntos en once partidas y una valoración de 2.807.

Vallejo, que fue campeón del mundo sub 18, tuvo la oportunidad de ganar incluso la medalla de oro, pero los apuros de tiempo en la última partida, frente al ruso Peter Svidler, le impidió traducir en victoria una posición ganadora. De haber obtenido el triunfo habría superado en puntuación al armenio Vladimir Akopian, el mejor en el segundo tablero con una valoración de 2.813.

La actuación de Vallejo en Dresde es la mejor de un jugador española en la historia de las Olimpiadas. Antes que él también ganaron medallas Juan Manuel Bellón (plata en el cuarto tablero en 1978); Javier Ochoa (bronce como primer suplente en 1984); Alfonso Romero (bronce en el tercer tablero en 2002); y Miguel Illescas (bronce en el tercer tablero en 2006).

El menorquín, uno de los analistas del búlgaro Veselín Topálov, aspirante al título mundial, ha jugado las once rondas con un magnífico balance de siete victorias y cuatro empates, circunstancia que le permitirá ganar muchos puestos en el próximo ránking mundial.

DÉCIMO PUESTO

La actuación de Vallejo ha sido la guinda en un equipo español que, con Alexei Shírov muy firme en el primer tablero, ha brillado a su mejor nivel. Sólo el emparejamiento con la poderosa Rusia, frente a la que empató, en la última ronda impidió que España lograra el mejor resultado de su historia.

De haber ganado España a Rusia (en tres tableros tuvo ventaja), habría obtenido el quinto puesto. El décimo, no obstante, es el tercer mejor resultado de España, después del sexto de Yereván 1996 y el noveno de Buenos Aires 1978.
 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información