Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El asturiano no rompía un motor desde 2006

EFE - Montmeló EFE - Montmeló
El piloto español Fernando Alonso (Reanult) abandonó el GP de España de F1 por rotura en su motor, una circunstancia que no le sucedía desde el GP de Italia en Monza en el 2006. En Italia, cuarta prueba antes de que concluyese el Mundial, Alonso rompió su motor, aunque ese año fue el de su victoria en el segundo mundial.

Dos pruebas antes de la italiana, en el GP de Hungría, el bicampeón español tampoco acabó la carrera por un problema con la defectuosa fijación de una de las tuercas. Alonso iba primero en Hungría, pero acabó con su coche aparcado fuera de la pista, ya que en el cambio de neumáticos anterior, un mecánico no le apretó suficientemente la tuerca y a los pocos metros la perdió.

Para encontrar el anterior abandono de Alonso por un problema mecánico cabe remontarse al GP de Canadá del 2005, cuando la suspensión trasera le pasó una mala jugada y acabó la carrera antes de tiempo. En ese 2005, Alonso consiguió su primer mundial en la primera etapa con Renault.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información