Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Valverde consigue su segunda victoria

EFE EFE
El español Alejandro Valverde (Caisse d"Epargne) consiguió su segunda victoria en la Lieja-Bastoña-Lieja con un ataque en el último kilómetro que dejó clavados a sus dos compañeros de escapada, el italiano Davide Rebellin (Gerolsteiner) y el luxemburgués Frank Schleck (CSC). Ganador en 2006 y segundo en 2007, Valverde regresó a la cima en esta clásica belga que cumplía hoy su 94 edición con un recorrido de 261 kilómetros y doce "muros".

La escapada más larga del día la integraron Markus Fothen (Gerolsteiner), Tom Stubbe (Française des Jeux), Pierre Rolland (Crédit Agricole), Pavel Brutt (Tinkoff) y David Kopp (Collstrop), que tenían una ventaja de 11:30 en el km. 50, pero en el pelotón los equipos High Road, Silence-Lotto, Caisse d"Epargne y Lampre empezaron a tomar posiciones. A 130 km. de meta una caída obligó a abandonar al español Egoi Martínez, del Euskaltel.

El Caisse d"Epargne puso más ritmo al frente del pelotón y a 38 km. de meta la ventaja de los fugados había bajado de dos minutos. Valverde, vencedor en 2006 y segundo en 2007, llegaba a la fase decisiva con todas las opciones abiertas. A 31 km. de la llegada Paolo Bettini, que no se había dejado ver hasta entonces, saltó del pelotón pero su intento duró poco. Por delante, con 22 segundos de ventaja, ya solo quedaban dos corredores: Andy Schleck (CSC) y Stefan Schumacher (Gerolsteiner).

Faltaban 25 kilómetros y dos cotas de montaña. Los favoritos se mostraron muy activos en los veinte últimos. Valverde y su "bestia negra" de este año, Damiano Cunego, estuvieron muy atentos a los movimientos en cabeza. A 10 km. de meta marchaban por delante los hermanos luxemburgueses Schleck -Andy y Franck-, el italiano Davide Rebellin (Gerolsteiner) y Alejandro Valverde, con 31 segundos sobre un segundo grupo en el que estaban Cadel Evans y Cunego.

Andy lanzó un primer ataque en el ascenso a la cota de San Nicolás pero sus tres compañeros le alcanzaron y le dejaron atrás. Valverde esperó al último kilómetro para asestar el golpe definitivo mediante un esprint largo que sentenció la prueba.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información