Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Wildeboer recoge en 2008 los frutos de muchos años de trabajo familiar

EFE EFE

El nadador español Aschwin Wildeboer ha encontrado al final de 2008 la recompensa a sus años de trabajo, no sólo de él, sino de toda su familia dedicada a éste deporte, especialmente su padre y entrenador, Paulus.

El pequeño de los hermanos Wildeboer batió ayer por primera vez en su carrera deportiva un récord del mundo, el de los 100 espalda, en los Campeonatos de España de piscina corta que se han disputado en Madrid y por primera vez en la historia de la natación, dos nadadores nacidos y criados deportivamente en España, Aschwin y Mireia Belmonte, figuran al mismo tiempo en la tabla internacional de récords mundiales.

Aschwin Wildeboer, nacido en 1986 en Sabadell (Barcelona), es hijo de Paulus y Winie, dos holandeses que llegaron hace más de dos décadas a esa ciudad barcelonesa para entrenar en su club de natación.

Su hermano mayor Olaf, nacido en 1983, fue el primero que destacó en los 200 libre, olímpico en Atenas 2004, decidió posteriormente competir con Holanda donde estuvo entrenando en Eindhoven junto al campeón olímpico Peter van den Hoogenband.

El hoy plusmarquista mundial del hectómetro ya rebajó en los Campeonatos de Europa absolutos en Eindhoven el récord de los 100 espalda que estaba en poder desde principios de la pasada década de Martín López-Zubero, en concreto desde 1991 con 54.67.

En Holanda estableció Aschwin Wildeboer un nueva mejor marca en 54.61, aunque no pudo ganar ninguna medalla.

En los Juegos Olímpicos de Pekín el pasado verano fue el único nadador español capaz de entrar en una final en el "Cubo de Agua" de la capital china, en cuya piscina fue séptimo en los 100 metros espalda.

En Pekín, Aschwin Wildeboer anunció que se iría a entrenar al extranjero, probablemente a Australia, porque en España no encontraba las condiciones idóneas.

Junto a su padre y entrenador tenían que prepararse en un calle de la piscina del club Mataró y financiarse parte de su entrenamiento después de que en 2006 la Federación Española prescindiera de los servicios de su padre como uno de los entrenadores del equipo nacional.

Wildeboer no fue en 2007 a los Mundiales de Melbourne (Australia) y junto a su entrenador se marchó a preparar, por su cuenta y riesgo, ya en altura los Juegos Olímpicos de Pekín, su gran meta. En la capital china se quejaba de la dureza de tener que entrenar solo sin más compañía que la de su padre.

Finalmente, Paulus tuvo una oferta de la Federación Danesa de Natación y ambos se trasladaron a las afueras de Copenhague, donde entrena el equipo nacional de ese país. Allí ha estado los últimos meses con la vista puesta en los Campeonatos de Europa y de España de piscina corta, pero ya pensando en los próximos Mundiales de Roma en julio de 2009.

En los Campeonatos de Europa en piscina corta celebrados hace ocho días ganó la medalla de oro en los 200 espalda y dos de plata en los 50 y 100. Además de batir dos récords de Europa, en los 50 y los 100. En los Campeonatos de España de piscina corta ha dominado todas las pruebas de braza, ha batido un récord del mundo y uno de Europa en el hectómetro

A lo largo de esta temporada ha batido dieciséis récords nacionales en pruebas individuales y por equipos en piscina corta y cuatro en larga, tres veces el de 100 y una en el relevo 4x100 estilos. Aschwin ha recogido al final de 2008 los frutos de muchos años de trabajo familiar porque, como él mismo dice, "las cosas nunca ocurren de repente".

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información