Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Berlín revivirá con el Mundial 2009 el "sueño de verano" futbolístico de 2006

EFE EFE

Berlín se prepara para reeditar el "sueño de verano" que vivió con el Mundial de Fútbol 2006 a través del próximo campeonato de Atletismo 2009, algunas de cuyas pruebas discurrirán por el corazón de la capital alemana.

La fiesta de Fin de Año junto a la Puerta de Brandeburgo, a la que se espera acuda un millón de personas, activará la cuenta atrás de un gran reloj colocado en la Avenida 17 de Junio, hasta el inicio de las pruebas del Mundial de Atletismo, el 15 de agosto. Esta Avenida, que atraviesa la ciudad, fue ya el corazón de la fiesta ciudadana durante el Mundial 2006 y se convirtió en "milla del aficionado", donde millones de personas siguieron en directo los partidos, a través de pantallas gigantes.

Por ella discurrirán asimismo las pruebas de maratón y marcha sobre 20 kilómetros, cuya salida y meta estarán en la Puerta de Brandeburgo tras un trazado por los puntos más emblemáticos del conjunto monumental de la ciudad. Mientras que la ceremonia de apertura, un día antes del inicio de las competiciones, se celebrará en el Olympiastadion -el mismo donde se desarrollaron algunos partidos del Mundial de Fútbol, incluida la final-, se pretende que la capital entera vibre con el largo recorrido.

El trazado previsto por las autoridades berlinesas -y negociado con la IAAF- incluye la Potsdamer Platz, núcleo del nuevo Berlín surgido tras la Caída del Muro, la Columna de la Victoria, en la Avenida 17 de Junio, la Isla de los Museos y la Puerta de Brandeburgo. Los 42,195 kilómetros de maratón discurrirán por ese trazado y concluirán en una ronda final en forma de lazo, entre la Alexanderplatz y la meta.

Los 20 kilómetros de marcha se disputarán asimismo por esos lugares y en ambos casos se pasará ante la sede del Parlamento, el Reichstag. En general no están autorizadas las grandes manifestaciones ante el edificio parlamentario, por razones de seguridad, pero el comité organizador negoció un permiso especial en atención a la relevancia del torneo para la ciudad.

Tanto el maratón como las pruebas de marcha están concebidas para que el recorrido sea una especie de "tarjeta de visita" por los lugares más impactantes de la ciudad y cambio se ha renunciado a situar la meta en el Olympiastadion, el estadio olímpico. El Mundial de Fútbol 2006 se ganó en Alemania el apodo de "sueño" de verano, ya que el país entero vibró con su selección y vivió un renacimiento de su fervor patriótico, combinado con la voluntad de comportarse como el perfecto anfitrión para el resto del mundo.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información