Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La promesa del hockey ruso que murió se dopaba y padecía del corazón

  • Cayó de forma fulminante durante un partido
Cayó de forma fulminante en un partido
Defensa Central - Madrid Defensa Central - Madrid

Alexéi Cherepánov, la mayor promesa del hockey sobre hielo ruso que murió en octubre pasado tras un partido debido a un paro cardíaco, se dopaba y padecía una enfermedad del corazón, informó hoy el Comité de Instrucción de la Fiscalía rusa.

"En la sangre y la orina (de Cherepánov) no se han detectado alcohol o drogas, pero el análisis químico permite deducir que el jugador se había dopado durante varios meses", señala el informe publicado en la página del Comité en internet. Añade que Cherepánov, según médicos forenses, desde hacía un año antes de su muerte padecía miocarditis crónica, enfermedad del corazón que no permite practicar el deporte profesional, y confirma que la muerte fue causada por la insuficiencia cardíaca aguda.

El informe señala también que el equipo de urgencias que acudió al lugar doce minutos más tarde tenía descargado el desfibrilador y que el médico, además, emitió un "diagnóstico erróneo" sobre la "muerte biológica" del paciente. El Comité de Instrucción anunció que enviará a la Fiscalía los resultados de su investigación relativos a la "competencia profesional" de los médicos tanto del club Avangard de la ciudad de Omsk, en el que jugaba Cherepánov, como del equipo de urgencias.

El pasado 13 de octubre el jugador, de 19 años, chocó en el hielo contra un compañero de equipo y después se desmayó en el banquillo durante el partido del campeonato abierto de Rusia contra el Vitiaz celebrado en la ciudad de Chéjov, a las afueras de Moscú. La ambulancia tardó casi un cuarto de hora en acudir al lugar para recoger al deportista, quien fue ingresado en un centro de cuidados intensivos donde murió a causa de un paro cardíaco.

El jugador, que en 2007 ganó con el equipo ruso la medalla de plata del campeonato mundial juvenil, en el que fue el máximo goleador del torneo, debía jugar en la NHL fichado por el New-York Rangers, pero pidió aplazar por una temporada el traspaso. Cherepánov es el único jugador del equipo juvenil ruso que fue incluido en la lista de candidatos para entrar en la selección de Rusia en el campeonato europeo de hockey sobre hielo. La Fiscalía de la región de Moscú anunció tras su repentina muerte que investigaría todas las circunstancias, en particular el por qué se le permitió participar en el partido cuando había información de que padecía problemas cardíacos.

Sin embargo, el club Avangard desmintió entonces que el deportista tuviera problemas cardíacos y aseguró que "antes del partido se encontraba bien y no se quejaba de la salud". "Alexéi Cherepánov era una persona absolutamente sana. Nunca se quejó de dolores del corazón. Todos los jugadores del Avangard son sometidos a chequeos médicos periódicos", declaró el servicio de prensa del club pocos días después de la tragedia.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información