Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Carlos Sainz y Marc Coma, a por el Dakar

Rally Dakar 2009
EFE EFE

Más de 500 equipos se disponen a iniciar este sábado el mítico Rally Dakar, que comenzará en las afueras de Buenos Aires y se extenderá hasta el próximo 18 de enero en un derrotero que por primera vez comprende varios terrenos de Argentina y Chile

Varias avenidas y calles del centro de Buenos Aires ya quedaron cerradas al tránsito a la espera de que se realice este viernes la salida "simbólica" del rally, desde una plataforma instalada al lado del tradicional Obelisco porteño.

Los poderosos motores de las más de 500 máquinas que participarán en la espectacular competición se empezarán a hacer escuchar hoy en la antesala de la largada de esta competición, creada hace tres décadas pero que por primera vez hace pie en Suramérica.

Los competidores protagonizarán este viernes un recorrido entre el Obelisco y la sede del Parlamento argentino, distante a quince calles, para terminar en el recinto ferial La Rural, en la zona norte de la ciudad, de donde largarán el sábado para iniciar el primer tramo de 733 kilómetros hasta la ciudad argentina de Santa Rosa.

Dos semanas duras

Durante 15 días, autos, motos, cuadriciclos y camiones recorrerán un total de 9.574 kilómetros, en los que se toparán con llanuras, estepas, montañas, caminos de ripio, dunas y desierto, lo que convertirá a la carrera en un desafío tan exigente como imprevisible: "La carrera promete mucha aventura. Espero que la organización haya previsto la gran cantidad de público que va a haber, por ejemplo, en tramos como en el de Córdoba (Argentina), donde son fanáticos y apasionados por el automovilismo", apuntó el piloto español Carlos Sainz, bicampeón mundial de rally y miembro del equipo oficial Volkswagen.

Los participantes de esta competición aseguran que se requiere de capacidad de manejo, resistencia física y mental y regularidad para alcanzar un lugar destacado en este rally, que en su edición de 2008 fue suspendida a horas del comienzo debido a la amenaza terrorista que Al Qaeda lanzó a la carrera a su paso por Mauritania.

La competición tendrá un presupuesto de 13 millones de euros y que generará unas 670 horas de difusión televisiva en el mundo, lo que se perfila como una buena oportunidad para promocionar paisajes turísticos de ambos países, según señalaron fuentes oficiales.

Más de 500 equipos tomarán parte en la prueba, en la que participarán 227 motos, 28 cuadriciclos, 183 coches y 84 camiones, con representantes de 49 nacionalidades.

Mitsubishi, ganador de las últimas siete ediciones, aparece como el principal candidato a triunfar en la categoría autos, liderado por los franceses Stephane Peterhansel y Jean Paul Cottret.

En motos, las mayores posibilidades de victoria recaen en el español Marc Coma y en los franceses Cyril Despres y David Casteau, todos con KTM, la marca austríaca que también lleva siete victorias consecutivas.

El holandés Hans Stacey, con MAN, y el ruso Vladimir Chagin, con Kamaz, completan el lote de favoritos al mando de los potentes camiones que se darán cita en el Dakar.

Un español, Víctor Vico, será con 19 años el benjamín de la prueba, que tendrá en el piloto de autos argentino Orly Terranova y en el motorista chileno Francisco "Chaleco" López a los competidores locales con mejores perspectivas.

La competición tendrá en total 14 etapas, nueve de ellas en Argentina, tres en Chile y dos en ambos países. El rally, que estará custodiado por unos 2.000 oficiales de seguridad, atravesará las provincias argentinas de Buenos Aires, La Pampa, Chubut, Río Negro, Neuquén, Mendoza, Catamarca, La Rioja y Córdoba, mientras que en Chile recorrerá Valparaíso, La Serena y Copiapó.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información