Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Nadal comienza su defensa del número 1

  • Federar y Murray, principales rivales
Tenis: Torneo de Doha
EFE EFE

La lucha por el puesto de número uno del mundo comienza esta semana con tres torneos en disputa, siendo el de Doha con el español Rafael Nadal, el suizo Roger Federer y el escocés Andy Murray, el que concita la principal atención.

Los tres jugadores no han podido pasar el fin de año en sus hogares porque tentados por los petrodólares han comenzado la temporada en esos parajes disputando el multimillonario torneo de Abu Dhabi. La próxima parada, ya con puntos ATP en juego, en serio, con nuevo calendario a la vista, es Doha, donde se reparten 1.110.250 dólares en premios, y donde el pasado año Murray se impuso en la final al suizo Stanislas Wawrinka por 6-4, 4-6 y 6-2.

La exhibición de Abu Dhabi no ha servido de mucho para los dos de los tres implicados en Doha. Federer perdió a las primeras de cambio contra Murray, y Nadal, tras vencer al ruso Nikolay Davydenko, sucumbió en la final en tres sets ante el talentoso jugador escocés.

El propio Nadal avisó tras perder que ve en Murray un potencial favorito para hacerse con la corona en el Abierto de Australia que comienza el 19 de enero en Melbourne Park, donde el español tiene todavía una de las dos finales pendientes en el Grand Slam.

Lesión olvidada

Nadal llega ya a tierras de Qatar olvidado de su lesión en el tendón cuadricipital que le ha tenido ausente de las pistas durante dos meses, perdiéndose la Copa Masters y la final de la Copa Davis ganada ante Argentina en Mar del Plata. Esta semana defiende los puntos obtenidos el año pasado en Madrás (India) donde cayó desfallecido en la final ante el ruso Mijail Youznhy, tras su duelo a muerte en semifinales contra Carlos Moyá el día anterior, cuando acabaron de madrugada.

Es el primer paso en la defensa de su puesto de número uno del mundo, con indumentaria más seria provista por su patrocinador de siempre, Nike, y con demasiados aspirantes a robarle su trono. El propio Federer ya avisó en París Bercy el año pasado que éste era su principal objetivo; el serbio Novak Djokovic, metido en la lucha ya el año pasado, y Murray, más convencido que nunca de que hay que contar con él ya mismo, sobre todo desde que alcanzó la final del Abierto de EE.UU ante Federer en el 2008.

Aunque lo logrado por Nadal el año pasado parece insuperable, el reto de mantener el primer puesto de la lista es lo que hace esta temporada mucho más significativa. Con 22 años Nadal se convirtió en el 15 jugador de la historia en coronarse número uno, además de ser coronado por la Federación Internacional de Tenis como campeón del mundo. El zurdo ganó ocho títulos (incluyendo Roland Garros, Wimbledon y el oro olímpico) y tuvo un registro de 82 victorias y 11 derrotas, el mejor de todos.

La semana se reparte en tres torneos, el qatarí, que es el de mayor dotación; el de Brisbane, con 484.750 dólares en premios, con Djokovic, el francés Jo Wilfried Tsonga y el español Fernando Verdasco en liza, y el de Madras, con 450.000 dólares, con Davydenko, Moyá, los croatas Ivo Karlovic y Marin Cilic, y el español Marcel Granollers como principales figuras.

El circuito se trasladará después ya íntegramente al Australasia, con los torneos de Auckland y Sydney, verdaderas antesalas del Abierto de Australia, donde los puntos en juego este año cobran mayor interés.

La nueva remodelación el calendario, prevista en principio para proteger más el físico de los jugadores, incluye nuevos repartos de puntos, con 2.000 para los cuatro Grands Slams, la creación de nueve ATP World Tour Masters 1000, entre ellos el de Madrid, con mil puntos en disputa, 11 ATP World Tour 500, con 500 puntos, y 39 ATP World Tour 250, con 250. El final de año tendrá a Londres como fin de la fiesta con las denominadas World Tour Finals, el Masters de siempre.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información