Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La FIA quiere aumentar las medidas para reducir costes

  • Proposición de Max Mosley
Proposición de Max Mosley
EFE EFE

El presidente de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), el británico Max Mosley, ha enviado una carta a la asociación de equipos de Fórmula Uno (FOTA), en la que propone más medidas para reducir aun más los costes en el Campeonato del Mundo.

El presidente de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), el británico Max Mosley, ha enviado una carta a la asociación de equipos de Fórmula Uno (FOTA), en la que propone más medidas para reducir aun más los costes en el Campeonato del Mundo.

Tras las medidas acordadas en diciembre pasado entre la FIA y la FOTA, como la prohibición de los ensayos durante la temporada, las limitaciones de los motores y los drásticos recortes en materia aerodinámica, Mosley ha enviado una carta al italiano Luca di Montezemolo, presidente de Ferrari y de la FOTA, en la que insiste en su deseo de que se apliquen nuevas medidas para reducir en todo lo posible los gastos y así garantizar la supervivencia del certamen.

Mosley considera en su carta que la crisis económica mundial y las actuales prácticas insostenibles de la Fórmula UNo exigen nuevas medidas. "Incluso antes de la actual crisis, el modelo de la Fórmula Uno no era viable. Los costes han sido tan altos que se han producido vacantes en el campeonato. Es imposible recortar sustancialmente los costes sin un cambio significativo", señala Mosley en su carta a los equipos.

Al mismo tiempo, Mosley considera que "no existen argumentos para apoyar el uso continuado en la Fórmula Uno de tecnologías extremadamente caras que no tienen una relevancia fuera del deporte y que son desconocidas para el público en general". Según Mosley, las medidas aprobadas el 10 de diciembre para este año (2009) "ayudarán mucho". "Pero podemos aprobar otras si existe un acuerdo con todos los equipos. Los cambios más radicales no llegarán hasta el 2010", añade.

"Tenemos un campeonato excesivamente dependiente de la voluntad de la industria automovilística mundial para seguir gastando grandes sumas en las carreras de Fórmula Uno, y las pocas escuderías que siguen siendo independientes se mantienen gracias a la generosidad de sus millonarios propietarios", agrega Mosley.

"Sería una locura continuar así. Los costes deben reducirse para permitir a las escuderías obtener beneficios sólo a través de las primas que obtienen de la FOM (organizadora del campeonato) y de unos acuerdos de patrocinio moderados. Ésta es la única manera de proteger el Campeonato y de permitir a los nuevos equipos ponerse al día o sustituir a los que se marchan", señala. La idea de la FIA es que todos los equipos dispongan del mismo dinero. "Sería un sistema más justo, ya que disponer de más presupuesto es tan injusto como tener un motor más potente", afirma

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información