Ir a versión clásica Ir a versión móvil

España se paseó ante Kuwait

  • Primera victoria y relax entre profesionales y "amateurs"
España 47-17 Kuwait
Defensa Central - Madrid Defensa Central - Madrid

Relax, confianzas y diferencias siderales en Split convirtieron el estreno español en el Mundial de balonmano en un contraste entre las prestaciones de un equipo de profesionales (España) y otro de "amateurs" (Kuwait).

La primera hora de juego oficial de España en la era Valero Rivera fue un trámite difícil de digerir, pero sencillo de tragar. La victoria amplia (47-17-) de España habla por sí sola. Si el agua y el aceite no se mezclan tampoco el deporte profesional y el "amateur" en un Mundial. El balonmano de los kuwaitíes sigue a años luz de lo que ocurre en Europa. Kuwait está en el Mundial croata porque fue segunda en el grupo asiático tras Corea del Sur. De la tercera de aquel grupo no se puede hablar siquiera.

En Kuwait tan sólo hay 3.000 jugadores federados, por los casi 90.000 de España. Su liga nacional está compuesta por sólo 14 equipos, en una única división y todos inscritos en la capital. Nadie cobra un dinar, el campeonato dura de septiembre a mayo y el club Fahahil Solaibkhat domina el panorama de este país donde se habla el árabe.

Faisl Alshamari, uno de los más destacados del equipo kuwaití, tendría que trabajar durante diez años en la oficina de una empresa petrolera para cobrar, por ejemplo, los 300.000 euros anuales de Alberto Entrerríos por jugar a este deporte en el Ciudad Real, el vigente campeón de Europa. Puestas estas diferencias sobre la cancha no puede haber partido competido. El choque fue un trámite, Kuwait metió nueve goles hasta el descanso y ocho más hasta el final.

Tanto fue el relax que el debutante Valero Rivera solicitó un tiempo muerto al cuarto de hora (9-5 en el marcador). Hacía falta corregir la escasa intensidad y los lanzamientos casi patéticos. Después de ese parón vino la mejoría, los cambios en bloque (de seis en seis), las pruebas y la obligación de marcar goles a espuertas. Los españoles que cosecharon más dianas fueron Juanín y Rocas (siete por barba). Cumplido el trámite, mañana otro más frente a la selección de Cuba.

 

 

- Ficha técnica:

47 - España (18 29): Barrufet (Sierra); Entrerríos (3), Ugalde (3), Rocas (7,2p), Cañellas (3,2p), Garabaya (2), Andreu (3), Víctor Hugo (3), Morros (3), Perales (5), Juanín (7,3p), Ruesga (6) y Tomás (2).

17 - Kuwait (9 8): Husain (Alkhalidi); Alshatti (1), Sanqour, Husain Alshamari (5,2p), Mohammad (1), Alqallaf (2), Altheyab (2), Alanezi (1), Ahmad (1), Alotaibi, Alhajeri, Abdulredha (1), Faisl Alshamari (3,2p).

Marcador cada cinco minutos: 3-1, 4-3, 9-5, 10-5, 15-7, 18-9 (descanso), 23-9, 26-11, 31-13, 35-13, 40-15, 47-17 (final).

Arbitros: Menez y Pinto (Brasil). Excluyeron a Morros, Ruesga, Andreu, Hasan Alshatti, Altheyab y Alhajeri (2).

Incidencias: Partido de la primera jornada del Campeonato del Mundo de balonmano, Grupo B, disputado en el Spaladium de Split (4.000 espectadores).

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información