Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Tsonga decide jugar a pesar de su lumbago y hacer frente a Mónaco

EFE EFE

El francés Jo-Wilfried Tsonga, finalista el pasado año en el Abierto de Australia, ha decidido participar en este Grand Slam que comienza mañana lunes, a pesar de sus problemas de lumbago, para hacer frente a su primer rival, el argentino Juan Mónaco.

Quinto favorito, Tsonga ha sido duda hasta el último momento, pero hoy convocó a la prensa de su país en el hotel donde se aloja en Melbourne, para confirmar su participación en el primer Grand Slam de la temporada. El lumbago que le obligó a abandonar la pasada semana en Sydney y no presentarse ante el finlandés Jarkko Nieminen en cuartos de final parece que no le afecta tanto. "Me siento mejor", ha dicho hoy el francés, que cayó en la final del 2008 contra el serbio Novak Djokovic tras eliminar al español Rafael Nadal en semifinales. "Estoy listo para saltar a la pista".

Acompañado de su entrenador, Eric Winogradsky, y de su agente, Tsonga, de 23 años, ha explicado que a pesar de no encontrarse al cien por cien, sus ganas de agradar al público australiano son mayores que los problemas físicos que le acosan. Para facilitar su concurso, la dirección del torneo no ha dudado en retrasar lo más posible su inicio de torneo para el martes por la tarde. "Me han dado esa oportunidad y se lo agradezco. Espero estar a la altura de ese favor", ha dicho.

Respecto a Mónaco, con quien se enfrentará por primera vez en su carrera, Winogradsky se ha mostrado cauteloso. "Juan es un jugador muy duro, que ha estado entre los quince primeros del mundo. No es una primera ronda fácil", ha señalado. "Si pasa la primera ronda, mejorará", comentó sobre su pupilo. "Espero que llegue a la segunda semana, y entonces estará a tope".

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información