Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Trulli ambiciona ganar el mundial de Fórmula Uno

  • AUTOMOVILISMO-FORMULA UNO
AUTOMOVILISMO-FORMULA UNO
EFE EFE

El piloto italiano de Toyota Jarno Trulli dijo hoy que su ambición es llevarse el campeonato del mundo de Fórmula Uno, considera el "más excitante" hasta el momento por los cambios de reglamentación de esta edición. "Quiero decir que necesito vencer. No hay otra solución. Estoy convencido de que lo haré bien", dijo el italiano, en el circuito luso de Portimao, en el sur del país, donde su equipo realiza pruebas del nuevo TF109 de Toyota.

El piloto afirmó que el cambio de normativas de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) permitirá ver un mundial con "más acción" e imprevisible, ya que los equipos tienen que adaptarse a los nuevos cambios, entre los que se incluye el sistema de recuperación cinética KERS y los neumáticos lisos.

"Es un mundo nuevo. Tenemos que ver qué vamos a usar. Sobre los KERS, aún no estamos seguros", explicó el veterano piloto transalpino, quien refirió que el equipo nipón tiene que ser "fuerte" ante los momentos difíciles que se viven por la crisis económica.

Sobre el español Fernando Alonso, dijo que "es una persona agradable y un buen conductor", pero recalcó que su deseo es llevarse el mundial, o al menos quedar entre los tres primeros.

Trulli, de 34 años, señaló que su nuevo coche, de aspecto agresivo, con alerón delantero más bajo y amplio y un estrecho alerón trasero, no es estéticamente "una belleza absoluta", pero confió en que le dé buenos resultados. El peso del bólido, incluido el piloto, el agua y el lubricante es de 605 kilos y el motor tiene una cilindrada de 2398cc.

Su compañero de equipo, el alemán Timo Glock, una de las promesas del circuito, se mostró confiado ante la nueva temporada que se avecina y espera reeditar la buena segunda parte que realizó durante el año pasado, cuando arañó puntos en Valencia, Singapur y China.

"Espero llegar a más podios durante este año", refirió el piloto germano, de 26 años, quien coincidió con su colega de equipo en que esta temporada será un reto para todas las escuderías tras el cambio de normativas.

Los entrenamientos en el circuito de Portimao, donde participan McLaren-Mercedes, Renault, Williams, Toro Rosso y Toyota, siguen en medio de desfavorables condiciones atmosféricas, con fuertes rachas de lluvia que dificultan el desarrollo de las pruebas.

El brasileño Nelsinho Piquet sigue al volante del bólido R29, con el que Alonso intentará el asalto a su tercera corona, pero enfrentó problemas durante la mañana, ya que el coche tuvo que ser retirado de la pista tras seis vueltas por problemas aún sin desvelar.

La jornada de ayer estuvo dominada por el joven piloto suizo Sebastien Buemi (Toro Rosso), quien registró una crono de 1:41.528 tras 65 vueltas, seguido por el McLaren MP4-24 del español Pedro Martínez de la Rosa, que completó 28 vueltas y se quedó a más de cuatro segundos del suizo.

El tercer lugar fue para el germano Nico Hulkenberg, que con su recién estrenado Williams FW31 terminó 28 vueltas y registró casi cinco segundos más que el mejor tiempo del piloto de Toro Rosso. El R29 de Nelsinho Piquet ocupó el cuarto lugar con un 1:48.907 tras rodar 33 vueltas y el último puesto fue para el Toyota TF109 del piloto japonés Kamui Kobayashi, quien rubricó un 1:50.989 después de 46 vueltas.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información