Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Robredo y Ferrer convencen pero García López y Ruano se quedan en el camino

  • TENIS-ABIERTO AUSTRALIA
TENIS-ABIERTO AUSTRALIA
EFE EFE

Dos grandes actuaciones de David Ferrer y de Tommy Robredo colocaron a ambos en la tercera ronda del Abierto de Australia, donde no podrán estar Guillermo García López y Virginia Ruano. Ferrer, undécimo favorito, venció al eslovaco Dominik Hrbaty, 251 del mundo, pero 14 del escalafón en noviembre del 2000, por 6-2, 6-2 y 6-1 para hacerse con un puesto en esa ronda, y llenarse de ilusión porque ve que puede recuperar el juego que le llevó al cuarto puesto del mundo.
 

Hrbaty, ganador de la Copa Hopman recientemente, no es ahora aquel jugador que machacaba con su seguridad desde el fondo. Una operación en el codo y otra en el hombro derecho el año pasado han frenado una sólida carrera, y ahora está intentando volver.

Feliz y con la satisfacción de haber resuelto el encuentro, con más soltura que ante el alemán Denis Gremelmayr el primer día, Ferrer atisbó que ahora todo puede suceder. "Este año estoy jugando con mucha chispa, bastante bien mentalmente y de físico, aunque quizás he perdido algún partido que tenía ganado", dijo el de Xavea, que viene de hacer semifinales en Auckland, tras ceder con el estadounidense Sam Querrey después de tener dos bolas de partido.

Quiere Ferrer "hacer un buen tenis" y tanto si gana o pierde contra el croata Marin Cilic, su próximo rival, irse con "una buena sensación tenística", sabiendo que Cilic, 19 favorito, es uno de los próximos jugadores en ingresar en el selecto grupo de los "top-ten". El jugador de Zagreb se impuso al serbio Janko Tipsarevic por 6-2, 6-3, 4-6 y 6-3.

Para Robredo, el mejor calificativo a sus dos primeros partidos este año en Melbourne es el de seguridad al servicio. Hoy derrotó al serbio Viktor Troicki, por un contundente 6-1, 6-3 y 6-0, con la misma firmeza al saque que exhibió en el encuentro anterior contra el estadounidense Bobby Reynolds.

Robredo mantuvo hoy inmaculada esa faceta de su juego. No concedió ni un solo punto de rotura y sigue, después de dos partidos, sin ceder un solo servicio. Esta vez ganó en solo una hora y 22 minutos, para situarse a solo dos rondas de su mejor marca en Melbourne, los cuartos de final del 2007.

Además ahora puede ser de nuevo su hora porque el taiwanés Yen-Hsun Lu venció al que en teoría tendría que tocarle en suerte, el argentino David Nalbandian, 10 favorito, y reciente ganador en Sydney que cayó por 6-4, 5-7, 4-6, 6-4 y 6-2.

La historia no le fue tan bien a Guillermo García López. Sus problemas en el hombro derecho, que le han llevado a cambiar su técnica en el servicio, le obligaron a borrarse de los torneos de Madrás y Auckland, y bastante hizo con ganar al argentino Agustín Calleri en primera ronda. Ante el ruso Marat Safin, 26 favorito, el panorama cambió y Marat le apartó de su camino por 7-5, 6-2 y 6-2.

Safin, ganador del título en 2005, y finalista en 2002 y 2004, que compite en Melbourne por décima vez, se apuntó así la segunda victoria sobre un español esta semana, ya que antes había dado cuenta de Iván Navarro ante el que tampoco cedió un set.

"Soy muy amigo suyo y he compartido muchos entrenamientos en Villena con él, y a mí me dijo que lo iba a dejar pero estoy viendo que no. Está jugando muy bien y a mí me ha pegado una paliza, ha jugado muy bien... Será un tema mental más que otra cosa, supongo", comentó a EFE García López sobre Safin, "pero viéndole jugar hoy, tan bien con su servicio y tan metido en el encuentro, tan centrado, sin protestar una bola, creo que no lo hará".

Safin logró 18 saques directos, y quizás utilizara este encuentro como previa al gran duelo que le espera ahora contra el suizo Roger Federer, con quien ha librado batallas épicas, y con quien disputó uno de los mejores duelos de la historia de este Open, en las semifinales del 2005. Federer se citó con Safin al vencer hoy al ruso Evgeny Korolev, por 6-2, 6-3 y 6-1.

En el cuadro femenino, la danesa Caroline Wozniacki, undécima favorita y una de las jugadoras con mayor progresión en el 2008, se deshizo de Virginia Ruano por 6-3 y 6-3.

Virginia Ruano ya había avisado del potencial de Wozniacki, de 18 años y que en este principio de año ha alcanzado los cuartos de final de Auckland y Sydney. El año pasado, la danesa ganó los títulos de Estocolmo, New Haven y Tokio, además de ser finalista en Luxemburgo, actuaciones que la catapultaron a lo más alto. En el Abierto de Australia logró la cuarta ronda, donde cedió ante la serbia Ana Ivanovic, luego finalista.

La española, cuarto finalista en 2003, se queda con este resultado a nueve victorias de alcanzar los 400 partidos individuales ganados en su carrera profesional.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información