Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Robredo ya está en octavos

  • Tras vencer a Yen-Hsun Lu
Tras vencer a Yen-Hsun Lu
EFE EFE

El español Tommy Robredo, vigésimo primer favorito, venció al taiwanés Yen-Hsun Lu por 6-1, 6-3 y 6-2 y se situó en los octavos de final del Abierto de Australia, a un paso de su mejor marca en Melbourne.

Lu había dado la sorpresa al eliminar al argentino David Nalbandian en segunda ronda, en un mal partido de la raqueta de Unquillo. Ante la seguridad de Robredo, el taiwanés no pudo exhibir los golpes que demolieron a Nalbandian y encajó en una hora y 50 minutos su segunda derrota ante el español (Tokio en el 2006).

Robredo llegó a la ronda de octavos en 2006 y progresó en 2007 hasta cuartos, donde perdió ante el suizo Roger Federer en tres sets. A Lu la victoria de hoy le hubiera servido para igualar la marca de su compatriota Su-Wei Hsieh el pasado año en el cuadro femenino.

Lu recibió tratamiento en pista durante el tercer set, cuando el partido ya estaba casi decidido, debido a unos problemas en la rodilla derecha. En su haber destaca que rompió el servicio de Tommy en una ocasión, algo que el español no había permitido durante toda la semana, frente al estadounidense Bobby Reynolds y el serbio Victor Troicki. El próximo rival de Robredo saldrá del duelo entre el estadounidense Andy Roddick y el francés Fabrice Santoro.

Ferrer cayó ante Cilic

El croata Marin Cilic, decimonoveno favorito y uno de los jugadores a tener en cuenta esta temporada, venció al español David Ferrer, por 7-6 (5), 6-3 y 6-4. Cuartofinalista aquí el pasado año, Ferrer se topó con uno de los tenistas más jóvenes del circuito y con mayor progresión. Como él mismo había avanzado tras vencer al eslovaco Dominik Hrbaty, "Cilic estará pronto entre los diez primeros", y el juego que desplegó hoy el de Zagreb demostró que el de Xavea no está muy equivocado.

Con la raqueta lista, pues viene de ganar el título en Madras, dejándose sólo un set en su camino, ante el serbio Janko Tipsarevic, a quien volvió a derrotar luego en Melbourne en segunda ronda, los poderosos golpes de Cilic hicieron mella en el juego de Ferrer, quien en el primer set desaprovechó un par de oportunidades antes de llegar al desempate.

De 1,98 metros, pero con una gran movilidad sobre la pista y buena volea, Cilic ganó el primero de sus dos títulos en New Haven (superficie dura) la temporada pasada. Ahora, por segundo año consecutivo en los octavos, el croata se enfrentará esta vez con el ganador del encuentro entre el argentino Juan Martín del Potro (8) y el belga Gilles Muller.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información