Ir a versión clásica Ir a versión móvil

España supera un trámite insulso

Balonmano: España 31-19 Argentina
EFE EFE

España vivió el segundo episodio de su destierro en Pula (Croacia), en la Copa Presidente del Mundial de Croacia, con profesionalidad y mostrando nuevamente una clara superioridad frente a su rival, hoy la selección de Argentina, a la que derrotó por 31-19.

Este segundo partido de "desconsolación" en Pula nuevamente sobra en el subconsciente colectivo del equipo español. Argentina fue un buen "sparring" en la fase de preparación para el Mundial, en partido que se disputó en Algeciras a comienzos de enero.

Pero las distancias entre ambos equipos son enormes para que en competición el balonmano tenga emoción, aunque el equipo suramericano evidencia que sus pasos hacia la elite de este deporte van por buen camino.

España, que ganó tras medallas en los últimos cuatro años en las tres competiciones más importantes del mundo (oro en el Mundial de Túnez, plata en el Europeo y bronce en Pekín) se ha visto abocado a disputar esta competición por el puesto 13 al 24 del Mundial. Las prestaciones de España en la primera fase resultaron un fracaso, así como la nueva convocatoria efectuada por el estrenado seleccionador, Valero Rivera.

En esas condiciones quizá lo más difícil para el combinado español fue mantener la concentración durante todo el partido, puesto que sobre el resultado prácticamente no hubo ni habrá en un plazo corto sorpresa posible.

Pero en el primer periodo ocurrió, precisamente, que España se relajó. El equipo de Rivera tardó en encontrar su sitio y permitió demasiado en defensa. La falta de intensidad española benefició al conjunto argentino, que se movió con más facilidad en ataque.

Rivera otorgó minutos a los más jóvenes, que cumplieron bien el expediente, aunque en el minuto 8 Alberto Entrerríos vio la cartulina roja directa de descalificación, más en un acto de impotencia y desesperación que de agresividad frente a un contrario.

Entrerríos, en una acción impropia y antideportiva, se fue al vestuario, pero el equipo pronto se sobrepuso. Hasta el minuto 16 no se produjo la primera renta de cierta magnitud a favor de España (8-5), y la diferencia aumentó ligeramente hasta el descanso (15-11).

La segunda parte no tuvo casi historia, ya que España fue netamente superior en todas las facetas del juego.

Mañana, lunes, España se medirá con Rumanía en el último encuentro en Pula, y penúltimo de esta Copa Presidente.

- Ficha técnica:

31 - España (15 16): Sierra; Entrerríos, Rocas (2), Cañellas (5), Garabaya (2), Andreu (5), Morros (2), Perales (1), Juanín (6), Romero, Ruesga (4), Víctor Hugo (2) y Tomás (2).

19 - Argentina (11 8): Schulz (García); Crevatin (2), Pizarro (4), Simonet (2), Portela, Kogovsek, Querin (1), Castro, Fernández, Vidal (1), Carou, Migueles (4) y Viscovich (5).

Marcador cada cinco minutos: 1-1, 3-3, 7-4, 10-6, 13-8, 15-11 (descanso), 17-12, 19-12, 22-14, 25-16, 26-16, 31-19 (final).

Arbitros: Elmoamli y Shaban. Excluyeron a Morros, Cañellas, Garabaya y descalificaron a Entrerríos, y a los argentinos Crevatin, Migueles y Carou.

Incidencias: Segunda jornada de la Copa Presidente (puestos 13 al 24 del Mundial de balonmano). Soport Centre de Pula (Croacia) (1.200 espectadores).

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información