Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Verdasco, más gigante que Tsonga, pasa a las semifinales

  • Superó al francés Jo-Wilfried Tsonga por 7-6 (2), 3-6, 6-3 y 6-2
Superó al francés Jo-Wilfried Tsonga por 7-6 (2), 3-6, 6-3 y 6-2
EFE EFE

En otra exhibición de talento y fuerza, el español Fernando Verdasco superó al francés Jo-Wilfried Tsonga por 7-6 (2), 3-6, 6-3 y 6-2 y se colocó por primera vez en su carrera en las semifinales de un Grand Slam, en el Abierto de Australia.

Con la victoria de hoy fraguada en dos horas y 48 minutos, Verdasco aparecerá ya el próximo lunes noveno del mundo por primera vez. Un reto más en el bolsillo del madrileño que en esta segunda semana de Melbourne camina con paso de gigante destrozando a jugadores que nunca había ganado antes, caso del checo Radek Stepanek o del británico Andy Murray y creyendo más en sí mismo.

La confirmación le ha llegado en el primer enfrentamiento contra Tsonga, finalista el pasado año, que se agarró a la pista con uñas y dientes para defender los puntos obtenidos en el 2008. Fernando no se amilanó ante la beligerante figura del francés, verdugo de Rafael Nadal en las semifinales anteriores, y basando su juego en un servicio excepcional logró su mejor resultado en un Grand Slam.

"Fer" es ya el sexto español que ha logrado las semifinales en el Abierto de Australia tras Juan Gisbert, Andrés Gimeno, Carlos Moyá, Juan Carlos Ferrero y Rafael Nadal. Los tres primeros han sido los únicos que han alcanzado la final: Gisbert (1968), Gimeno (1969), Moyá (1997).

Mucha culpa de que Verdasco ocupe ahora ya un puesto en semifinales se debió al saque, con el que anotó nueve directos, el último para cerrar el partido. Tsonga solo logró romperle dos veces y tuvo 13 ocasiones, mientras que Verdasco fue más certero, al confirmar cuatro de cuatro.

Verdasco anotó nueve saques directos

Con el techo de la central cerrado debido a que se puso en práctica la regla del calor extremo, Verdasco se adaptó perfectamente a esta nueva circunstancia, mientras que Tsonga pareció más dubitativo que el español. El banquillo del francés tuvo "overbooking", con su entrenador Eric Winogradsky y las viejas glorias Guillermo Vilas, Henri Leconte y Manshour Bahrami. Pero los mensajes desde allí no funcionaron para el jugador de Le Mans.

Una rotura de entrada en el cuarto set desahogó el camino de Verdasco, que luego pasó apuros en el sexto. Pero su saque volvió en su auxilio y al confirmar el 4-2 con su sexto directo ya fue más tranquilo hacia la victoria. Una rotura en el 5-2 destrozó a Tsonga, que soñaba con repetir final.

Con Verdasco en semifinales, ahora es el turno de Rafael Nadal que se enfrenta a continuación con el francés Gilles Simon. De ganar el de Manacor se enfrentaría con Verdasco y un español estaría de nuevo en la final después de once años, cuando Carlos Moyá luchó por el título ante Pete Sampras.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información