Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Arranca el Rally de Irlanda

  • Ford y Citroen serán los únicos contendientes en el mundial de la transición
Ford y Citroen serán los únicos contendientes en el mundial de la transición
EFE EFE

Irlanda es el escenario que la FIA ha establecido para que comience una de las ediciones más pobres en participación y competitividad de la historia del Mundial de Rallys, sólo presentes Citroen y Ford y con el francés Sebastien Loeb como gran favorito al título, mientras se esperan los cambios de 2010.

La crisis del sector llevó a que Suzuki, tras su primer año en la competición, abandonase la lucha, al igual que Subaru, que introdujo nuevo vehículo el año pasado pensando en este nuevo año. Y todo mientras se anuncian cambios para la próxima temporada que acabarán con la era WRC para dar comienzo a los derivados de los Super 2000.

El calendario de este año es el primero rotacional. Se ha creado un calendario de 24 pruebas que se turnarán cada dos años, con lo que cada campeonato constará de doce citas. Así, este año comenzará en Irlanda y no en Montecarlo como sucedió en los últimos años, mientras que el de Catalunya se disputa este año y no así el próximo. Las citas nuevas de esta edición son Irlanda, Australia, Polonia, Chipre, Portugal y Noruega.

Amén de los cambios normativos sobre mecánica, lo que más destaca para este año es la creación de nuevos equipos satélites alrededor de Citroen y Ford.

Ésta última continuará con el equipo Stobart, que ahora contará con la incorporación del estonio Urmo Aava, mientras que Citroen ha creado su equipo Junior, donde estarán el francés Sebastien Oigier, actual campeón del mundo de la categoría, el australiano Chris Atkinson, ex de Subaru, y el zimbabuense Conrad Rautenbach. Su deber es ayudar al equipo oficial en la obtención fácil del título de marcas.

Los equipos oficiales se mantienen igual, con el español Dani Sordo realizando en Citroen las labores de escudero de Loeb en la obtención de su sexto título de campeón del mundo. El cántabro parte con la intención de obtener su primera victoria, aunque será difícil mientras Loeb esté en pista y con opciones al título.

Enfrente, Ford volverá a estar liderado por la dupla finlandesa Mikka Hirvonen y Jari-Matti Latvala, aunque aquí la duda es quién de los dos será el jefe de filas durante la temporada. El primero es el que teóricamente dirigirá, pero Latvala es muy rápido, aprende rápido y el año pasado ya ganó en Suecia. Las primeras citas serán cruciales para dirimir el liderazgo del equipo.

Será la segunda vez que se dispute

Irlanda no es Montecarlo. Abre el mundial pero no tiene el mismo aire de misticismo que rodeaba a la otrora prueba apertura del campeonato. Aunque para los pilotos sí que tendrá una dificultad similar. El recorrido discurrirá entre carreteras estrechas, rápidas y deslizantes, en pleno invierno británico, lo que traerá temperaturas bajo cero, lluvias, hielo y nieve.

Será la segunda vez que se dispute, después de 2007, año en el que debutó como penúltima cita del mundial y en el que el finlandés Marcus Gronholm dijo adiós prácticamente a sus opciones de ganar el mundial de ese año y a su carrera profesional. En total serán 1.407,68 los kilómetros, en los que se incluyen 366,94 km cronometrados divididos en 19 especiales. La prueba comenzará el viernes con un total de 642,54 km de los que 164,57 serán de velocidad y repartidos en 8 tramos.

El rally continuará el sábado con 515,76 km, de los que 133,46 km serán contra el reloj divididos en seis especiales y finalizará el domingo con 249,38 km de los que 68,91 km serán controlados y repartidos en cinco tramos, el último de ellos urbano y de sólo 1,5 kilómetros en la localidad de Donegal Town.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información