Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Federer espera en la final a Nadal o Verdasco

  • Derrotó a Roddick por 6-2, 7-5 y 7-5
Derrotó a Roddick por 6-2, 7-5 y 7-5
EFE EFE

El suizo Roger Federer no falló y con una victoria por 6-2, 7-5 y 7-5, en dos horas y siete minutos, se clasificó para disputar la final del Abierto de Australia, su decimoctava final de un Grand Slam. Vencedor en las ediciones del 2004, 2006 y 2007, Federer luchará el domingo contra un zurdo, el ganador del encuentro de mañana entre Rafael Nadal y Fernando Verdasco, del que saldrá el cuarto español en la historia que intentará el título en este Grande.

Contra el de Manacor tiene un balance desfavorable de 12-6 y con el madrileño un positivo de 2-0 en partidos oficiales, aunque le acabar de ganar este año en la exhibición de Kooyong, antesala de este Abierto. "Rafa es el favorito, pero Fernando es un jugador peligroso, ya lo demostró en Kooyong hace dos semanas y aquí ", dijo Federer sobre la pista, en la que una victoria más le supondría igualar los 14 Grand Slams de Pete Sampras.

Federer parece lanzado, tras vencer al checo Thomas Berdych en cinco sets en octavos. Después de pasarlo mal ha sumado ya dos victorias sin ceder un set, eliminando al argentino Juan Martín del Potro en una gran exhibición con solo tres juegos cedidos, y ahora a Roddick, con 12 en el camino. Federer parece haber recuperado la fórmula de nuevo.

El suizo fue eliminado el pasado año por el serbio Novak Djokovic en semifinales pero este año ha sido Roddick, el calor, y los calambres los que impidieron que se repitiera esta semifinal, al retirarse el serbio, defensor del título, en cuartos ante el americano.

Roddick, en su ánimo de encontrar el juego que le permita estar ahí arriba y sobre todo, mejorar desde la línea de servicio los intercambios, había contratado a su compatriota Larry Stefanki, ex técnico del ruso Yevgueny Kafelnikov y de los chilenos Marcelo Ríos y Fernando González.

El tenista suizo no cedió ante Roddick

Pero en el primer Grand Slam del año el de Omaha no ha podido con el juego del suizo, que ahora domina más aún los enfrentamientos por 16-2, vengándose Federer en Melbourne de la derrota que Roddick logró en Miami el pasado año, que cortó una racha de 11 del suizo en cinco años.

Con el techo de la Rod Laver Arena abierto, pues por la tarde bajó la temperatura, Federer no cedió ni una sola vez su saque, a pesar de que Roddick dispuso de tres oportunidades para romperle, y el americano lo perdió en cuatro ocasiones, después de 13 oportunidades. Hasta en el número de "aces" fue mejor el suizo, que anotó 16 por ocho de Andy.

Cuando el tercer set parecía ir encaminado hacia el desempate, Federer rompió el servicio de Roddick con un golpe cruzado que desarboló el intento de volea del estadounidense. Luego sentenció con su servicio, para disfrutar de nuevo con la posibilidad de luchar por un título que se le escapó el año pasado.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información