Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Ciudad Real cae en su primera cita ante el Kiel

  • La vuelta, el domingo 11e n el Sparkassen Arena a las 18'00 horas.
Defensa Central Defensa Central
El Balonmano Ciudad Real perdió el primer envite de la final de la Liga de Campeones contra el THW Kiel, por 27-29, lo que supone que el cuadro alemán rompa la imbatibilidad que tenía el Quijote Arena, desde el 14 de marzo del 2004.

Cada equipo se ajustó al guión defensivo previsto. Ciudad Real, con el 5-1, colocando de inicio del avanzado con Davis. El Kiel, por su parte, lo hacía en un profundo 6-0. En ataque, los castellano-manchegos tenían más problemas con la solidez defensiva alemana, que ponía las mayores trabas a los lanzamientos de los locales, los cuales llegaban sobre todo de las manos de Ales Pajovic, quien anotó tres goles desde los nueve metros.

El resto era buscar las penetraciones a los seis metros y la conexión con el portero, lo que derivaba en continuas pedidas de balón. El Kiel se apoyó entonces en su solidez defensiva, saliendo al contraatque, culminado por sus rápidos extremos Klein y Lundström. Además, Karabatic, actualmente el mejor del mundo, tuvo varias pegadas junto con Marcus Ahlm. De este modo aparecieron las primeras ventajas para los alemanes, que fueron de dos goles, tanto en los minutos 2:30 (1-3), como en el 4 (3-5).

Ciudad Real, apeló a algo que resulta básico para parar el juego ofensivo de su rival, con una compacta y agresiva defensa 5-1, con un portentoso Sterbik en portería, para desplegar su letal y rápido ataque, que transformó la pesadilla en ilusión, ya con igualdad en el electrónico a 8 en el 14 y de dos en el 19, 11-9, tras marcar Laen, desde los 6 metros. Un parcial 0-3, devolvió la ventaja a los germanos que se pusieron en los siguientes 4 minutos y medio, de nuevo, por delante, 11-12, distancia con la que acabo el primer acto, que lo hizo en 13-14.

La defensa del Ciudad Real tomó la iniciativa a partir del minuto 35, donde Rutenka y Zorman asumieron la responsabilidad para llegar al 23-20. Con un parcial 1-4, hasta el 48, igualó Kiel, a 24, con una portentuosa actuación de Omeyer en portería, que detuvo seis uno contra uno, bien ayudado en la defensa. En ataque, Karabatic, Jicha y, sobre todo, Kavticnik, fueron los que guiaron a sus compañeros, para no sólo igualar, sino poner al Kiel por delante de tres goles, en el 55, 26-29, para concluir este primer envite con un 27-29, con un Ciudad Real ya resignado.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información