Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Roma propone un circuito con curvas complicadas

  • Y dos rectas donde se pueda adelantar
Y dos rectas donde se pueda adelantar
EFE EFE

El Gran Premio de Roma de Fórmula Uno parece cada vez más cerca de materializarse, después de que el Ayuntamiento aprobara ayer un estudio de viabilidad sobre el circuito urbano, que tendrá varias curvas complicadas, pero que también contará al menos con dos rectas donde será posible adelantar.

El proyectista alemán Hermann Tilke, que ha construido varios de los últimos circuitos de Fórmula Uno, ya reconoció la semana pasada el trazado que presenta el estudio, que se desarrollaría por las calles del barrio del EUR, en el sur de la ciudad. La salida y los boxes se encontrarán, si finalmente las autoridades de la Fórmula Uno dan el visto bueno a este proyecto, en la calle de Tre Fontane, una recta que se extiende durante 800 metros a lo largo de la parte norte del barrio. Será uno de los puntos para el adelantamiento, así como la curva muy abierta y con cierta pendiente que la sigue.

Después de una nueva recta de 300 metros, sigue un zigzagueo con siete curvas muy cercana de noventa grados que permitirá que los pilotos rodeen el Palacio de la Civilización Italiana, también llamado "Coliseo Cuadrado", el símbolo del barrio. Se trata de un enorme edificio de la época fascista, de 68 metros de altura y 8.400 metros cuadrados, que se inspira en la arquitectura del Coliseo. Este es el punto más alto de la carrera, desde el cual se descenderá a lo largo de dos rectas de unos 200 metros hasta el segundo punto de adelantamiento, que se encontrará en las plazas de la Agricultura y de la Industria. Después se encontrarán las dos curvas más difíciles del trazado, las que permitirán bajar a lo largo de las calles de la Industria y del Artesanado hasta la Tre Fontane.

Ejecución de obras urbanísticas

Este trazado conllevará además la ejecución de varias obras urbanísticas y de reordenación del territorio en el EUR, algo que ya se tiene en cuenta en la memoria presentada ayer en el Ayuntamiento. "La impresión que tenemos es que un Gran Premio constituirá una gran oportunidad para la recalificación y la racionalización de un barrio tan importante como el EUR", ha asegurado el concejal de Urbanismo, Marco Corsini.

Así, el documento prevé que se construya un viaducto en Tre Fontane, donde estará ubicada la llegada, en el lugar en que se cruza con la calle principal del barrio, la Cristoforo Colombo, además de otras intervenciones en calles afectadas por la carrera, la mejora del pavimento y otras intervenciones menores. Hoy se discutirán en el pleno del Ayuntamiento de Roma dos mociones sobre este tema: la primera, del grupo mayoritario, a favor de este trazado, y otra de la oposición que pretende que el circuito tenga lugar en Castel Fusano, cerca de la ciudad costera de Ostia, y donde ya se celebró el último Gran Premio en territorio romano, en 1954.

El EUR es un barrio que fue creado a unos nueve kilómetros del centro con motivo de la proyectada Exposición Universal de Roma (EUR) de 1942, que fue posteriormente anulada a causa de la Segunda Guerra Mundial, y el trazado urbanístico no fue completado hasta los años 50. Su arquitectura racionalista, su planta rectilínea y sus calles anchas han hecho de él la apuesta más segura para albergar el circuito de Fórmula Uno de Roma.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información