Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Chicago ofrece una villa modelo y 4.000 millones de ingresos

  • OLIMPISMO-CHICAGO 2016
OLIMPISMO-CHICAGO 2016
EFE EFE

La candidatura de Chicago para los Juegos Olímpicos del 2016 presentó su informe en el que destaca la construcción de una Villa Olímpica modelo y unos ingresos de casi cuatro mil millones de dólares.

Sin embargo, no corrige ninguno de los aspectos que el Comité Olímpico Internacional (COI) le había cuestionado en el anterior informe, incluida la previsión de los beneficios, superiores a los que ofrecen las candidaturas de Tokio y Madrid. El Comité Organizador de Chicago 2016 presentó en su informe la construcción de más de 20 torres de edificios concentrados en el Sur de la ciudad para ser la Villa Olímpica, pero no aportaron nuevas ideas al grave problema del transporte y las distancias entre las distintas sedes.

El informe de Chicago 2016 quiso destacar el aspecto económico y rentable de su candidatura con unos ingresos estimados de aproximadamente 1.000 millones de dólares más que las candidaturas de Tokio, Madrid y Río de Janeiro. La previsión de ingresos de Chicago en la oferta final que presentó al COI es 3.780 millones de dólares, comparados con los 2.864 de Tokio y 2.666 para Madrid, mientras que Río de Janeiro tiene 750 millones de dólares. Patrick Ryan, presidente de Chicago 2016, dijo que él cree que la proyección de ingresos que puede conseguir la ciudad es realista y por lo tanto la más válida de las cuatro.

"Chicago, y el resto del país, son mercados muy grandes", explicó Ryan. "Como examinamos el coste, también los ingresos, lo que no quiere decir que para conseguir esta proyección no tengamos que trabajar muy duro". El presupuesto de operaciones de Chicago también es aproximadamente 1.000 millones de dólares más alto que otras ciudades, al situarlo en 4.700 millones de dólares, e incluye el coste de 397 millones de dólares de un estadio temporal Olímpico y los fondos de emergencia de 450 millones de dólares.

Los grupos que se oponen a que los Juegos Olímpicos se celebren en Chicago han dicho que no van a permitir que los fondos públicos, en un momento de grave crisis económica y recesión, vayan para infraestructuras deportivas. Pero Ryan reiteró que el proyecto confiará el grueso del presupuesto al sector privado y que esperan tener éxito. "El sector privado financiará este gran proyecto para toda la comunidad de Chicago", destacó Ryan. "La historia del sector privado de apoyar las iniciativas muy importantes que benefician el gran público ha sido siempre ejemplar y confiamos en esto". Ryan dijo que aun cuando el país esté en una grave crisis económica y en plena recesión, los organizadores tendrán siete años para conseguir los 249 millones de dólares que aun les faltan para poder completar la financiación del proyecto.

Los organizadores dijeron que un grupo de desarrollo privado se responsabilizará de los 976,6 millones de dólares para la construcción de la Villa Olímpica, con gastos de infraestructura de toda el área que serán cubiertos por los fondos del organismo Incremento Fiscal Finaciero (TIF, siglas en inglés). Sin embargo, tanto el presupuesto como las garantías financieras que ofrece la candidatura de Chicago es uno de los puntos débiles que presenta ante ciudades como Madrid y Tokio, que tienen el apoyo gubernamental pleno. Ya se lo hicieron saber al comité de Chicago 2016 cuando hicieron su primera presentación y en el último informe no han sido modificadas las previsiones que cuestionaron como poco realistas por parte del COI.

"Vamos a dejar que sea el COI el que determine si ellos creen que las garantías que ofrecemos satisfacen sus necesidades o no", comentó Ryan. "Creemos que proporcionamos la seguridad financiera suficiente, pero al final serán los miembros individuales del COI con sus votos los que decidan". Las garantías contra los posibles déficits de operaciones incluyen 500 millones de dólares en un seguro privado, sin especificar, y 500 millones de dólares autorizados por el Ayuntamiento de Chicago.

En la última oferta también se ha dado un cambio en cuanto a la importancia que tendrá el torneo de fútbol, al que se le va a considerar como un acontecimiento de proyección nacional, con sedes en Pasadena (California); Nueva Jersey, Washington, D.C; San Luis, Minneapolis y Filadelfia. El plan de 2008 de Chicago tenía la competición de fútbol en el Campo de Ryan, de la Universidad de Northwestern, que ahora se queda para el pentatlón moderno, y en la de Illinois del Norte, entre otras sedes.

La candidatura de Chicago al igual que las de Madrid, Tokio y Rio de Janeiro han gastado importantes cantidades de tiempo y dinero para elaborar sus correspondientes informes finales, que serán leídos por los miembros del COI para el 2 de octubre votar y dar a conocer la ciudad ganadora. La presentación del informe final de la candidatura de Chicago se dio horas antes de que llegase a la ciudad el presidente estadounidense Barack Obama, que regresó a su ciudad por primera vez desde que asumió su cargo. Obama ha apoyado la candidatura de Chicago desde que se presentó y muchos consideran que su figura puede ayudar a conseguir los votos que le den la victoria ante Madrid, Tokio y Rio de Janeiro.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información