Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Tommy Robredo, campeón del torneo de Buenos Aires

  • Venció al argentino Juan Mónaco por 7-5, 2-6 y 7-6 (5)
Venció al argentino Juan Mónaco por 7-5, 2-6 y 7-6 (5)
EFE EFE

El español Tommy Robredo completó este domingo un paseo triunfal por Suramérica al proclamarse campeón del torneo ATP de Buenos Aires, con una victoria en la final sobre el argentino Juan Mónaco por 7-5, 2-6 y 7-6 (5) en dos horas y 44 minutos. Tras un set para cada uno, Robredo levantó un 0-3 en el tercero ante un rival que lo exigió al máximo, pero con su experiencia, recursos y temple para no dar nunca nada por perdido obtuvo una victoria épica en la tierra batida del Buenos Aires Lawn Tennis Club.

 

Buenos Aires tiene un nuevo campeón: el español Tommy Robredo se coronó por primera vez en su carrera en la República Argentina, porque se sobrepuso al clima, al público en contra, a su cansancio por haber jugado 14 partidos en 20 días y, sobre todo, porque le ganó a Juan Mónaco en la final, por 7-5; 6-2 y 7-6 (7-5), en 2hs y 44 minutos de una gran final. El rol del clima en la instancia definitiva vino a darle una mano a Juan Mónaco, quien se repuso tras perder el primer set ante Tommy Robredo por 7-5, y salió con todo en el reinicio tras la suspensión por lluvia, y ganó el segundo parcial por 6-2, para estirar la definición a un tercer set.

En casi una hora de partido, el español Tommy Robredo se quedó con la primera manga de la final del ATP de Buenos Aires, por 7-5, ante el tandilense Juan Mónaco. El español mostró un juego caracterizado por la solidez y justeza a la hora de aprovechar los errores de "Pico", quien ahora deberá remontar la pérdida de esa primera manga.

Los números del primer parcial dejaron una doble falta para Mónaco, mientras que el español no cometió errores en esa faceta, aunque, como Mónaco, tampoco cosechó aces. Mientras tanto, el ganador del primer set tuvo un 88% de efectividad con su primer servicio, apenas un 7% más que el tandilense, mientras que igualaron en el porcentaje de puntos ganados con el primer saque.

La gran diferencia de ese primer trance del partido estuvo en los puntos ganados con el segundo saque, donde el español obtuvo todos los puntos que jugó, a diferencia del 33% que cosechó Mónaco. Además, el argentino no generó posibilidades de quiebre, mientras que el europeo se adjudicó una sóla de las cuatro que generó.

Suspendido por la lluvia

En definitiva, hasta que la lluvia obligó a la suspensión, Robredo había ganado el 52% de los puntos que se disputaron: de los 82 que hubo en juego se quedó con 43, mientras que Mónaco, por su parte, logro 39. El final del primer parcial ya se veía obstaculizado por el mal clima, que terminó por jugar su rol en el inicio del segundo, cuando Mónaco ganaba 1 a 0. El partido estuvo suspendido cerca de una hora, y se especulaba con una cancha muy pesada para el reinicio, que podría perjudicar a los jugadores en sus despliegues físicos.

En ese sentido fue Juan Mónaco el que supo aprovechar las nuevas condiciones de juego y la desconcentración del español, que no pudo sostener el nivel que lo llevó a ganar el primer set, y entonces el tandilense se quedó con el segundo, casi sin problemas, por 6-2. Al igual que con David Nalbandian en la semifinal, se sobrepuso a la pérdida del primer set y, a toda máquina, se perfila para volver a coronarse en Buenos Aires, como lo hizo en 2007.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información