Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Wegmann se llevó el triunfo

  • Joaquín Rodríguez fue tercero
EFE - Navarra EFE - Navarra
Día primaveral para los protagonistas de la carrera, con cielo totalmente despejado y una agradable temperatura que ha venido bien a los corredores, quienes han imprimido un fuerte ritmo a la prueba.

El alemán Fabian Wegmann, del Gerolsteiner, se ha proclamado vencedor de la décima edición del Gran Premio Miguel Induráin de ciclismo al imponerse en la llegada en alto en El Puy, en la localidad navarra de Estella, donde ya ganó hace dos años en el estreno de esta llegada en la clásica foral.

Wegmann se ha adjudicado la clásica, la única carrera para profesionales que se organiza en la Comunidad foral, en la subida a la Basílica de El Puy, una ascensión de 950 metros, por delante del suizo Michael Albasini (Liquigas) y de Joaquín Rodríguez (Caisse d"Epargne).

El corredor alemán, buen conocedor de esta llegada, ha culminado un gran trabajo de equipo para imponer su golpe de pedal en la ascensión a El Puy con relativa comodidad, aunque con el mismo tiempo que Albasini, mientras que ha sacado dos segundos a Rodríguez.

La subida de "El Puy"

La escapada más importante ha sido la protagonizada por el trío formado por Rafa Serrano (Contentpolis Murcia), Eduard Vorganov (Karpin Galicia) y Jorge Azanza (Euskaltel Euskadi), quienes han llegado a disponer de una ventaja de 6 minutos respecto al pelotón.

Posteriormente, Azanza se ha caído de la escapada y por la segunda ascensión a Guirguillano han pasado Serrano y Vorganov con un 1 minuto y 33 segundos de renta, si bien su sueño se ha desvanecido finalmente antes de emprender la subida a Lezaun.

En los últimos kilómetros lo intentaron, con más corazón que cabeza, corredores como Vladimir Efimkin, Chris Sorensen, Manuel Vázquez o Amael Moinard, pero equipos con opciones de triunfo real, como Gerolsteiner y Caisse d"Epargne, han controlado la carrera para llegar en grupo a las primeras rampas de El Puy.

Esta ascensión de tercera categoría, con un desnivel medio del 8 por ciento y con algunas rampas de hasta el 15 por ciento, se ha iniciado con la aparición del Euskaltel Euskadi en los primeros puestos, pero enseguida Wegmann ha tomado el mando de las operaciones.

El ciclista alemán fue el primer ganador cuando la clásica navarra estrenó hace dos años el final con llegada en alto en la Basílica de El Puy, un conocimiento de la ascensión que, junto con su potencia, le ha permitido repetir triunfo en Estella con un tiempo de 4 horas, 57 minutos y 23 segundos.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información