Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Escañuela, nuevo presidente de la Federación Española de Tenis

  • Sustituye en el cargo a Pedro Muñoz
Sustituye a Pedro Muñoz
EFE EFE

El sevillano José Luis Escañuela, de 44 años, ha sido elegido presidente de la Real Federación Española de Tenis al contar con el respaldo de 133 votos, por los 38 de su contrincante, el valenciano Joaquín García Ferrer, durante las elecciones celebradas en un hotel madrileño.

Escañuela, abogado de profesión y actual presidente de la Federación Andaluza de Tenis, sucede en el cargo a Pedro Muñoz, que dirigió este deporte durante los últimos cuatro años. Tres votos en blanco y ningún nulo completaron el escrutinio de la Asamblea General que designó hoy al undécimo presidente de la RFET. "Estoy muy ilusionado y responsabilizado", explicó el nuevo mandatario de la RFET en su primera comparecencia ante los medios de comunicación.

Escañuela se mostró encantado con el gran respaldo obtenido de los asambleístas. "Hemos tenido muchísimo apoyo y por ello el compromiso de responsabilidad es enorme. Se ha hecho una campaña importante por parte de todas las personas que me respaldaban que, como saben, eran presidentes de catorce federaciones territoriales. La campaña se ha hecho colegiadamente y estoy muy satisfecho", destacó. Según el nuevo mandatario, "lo primero que hay que hacer es traer la paz al tenis español". "Creo que todo el mundo espera de nosotros esa serenidad. Es el momento de pasar página, de traer un nuevo talante, otra forma de hacer las cosas y un código ético", subrayó.

"Mi objetivo es traer seriedad y sereniedad al tenis español"

Escañuela comentó que ahora aún no va a hablar con los jugadores. "No tomo posesión hasta el lunes. Soy muy respetuoso con las formas y los procedimientos. Obviamente estaré en Benidorm (sede de la eliminatoria entre España y Serbia de la Copa Davis) este fin de semana. Y, cuando proceda, tomaré contacto con ellos", anunció. Para el dirigente andaluz, su primer objetivo es "traer seriedad y serenidad al tenis español. "El tenis español es líder en el mundo y lo que pretendemos es que también lo sea la Federación, por su gestión y por su forma de hacer las cosas", destacó.

La RFET debe ser, según su opinión, "un modelo exportable por su transparencia y carisma". "El lema que llevábamos en la campaña era 'Nuevas Formas' y creo que todo el mundo ha coincidido en que era necesario cambiar la forma de hacer las cosas", señaló. Escañuela incidió en que el apoyo recibido va a servir para que la RFET "sea a partir de ahora más pacífica y tolerante".

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información