Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Vera: "La que nos va a caer encima en dos días no es para estar muy animados"

  • VELA-VUELTA AL MUNDO 208-2009/QUINTA ETAPA
VELA-VUELTA AL MUNDO 208-2009/QUINTA ETAPA
EFE EFE

El navegante olímpico canario David Vera, trimmer del 'Telefónica Azul' advierte esta mañana de un cambio inminente de las condiciones de navegación ya que "los partes de meteorología nos advierten de la llegada, en dos días, vientos de hasta 45 nudos (88 Km/h.). Esto será muy duro porque nuestro objetivo es acabar la etapa con el barco entero; ver lo que nos cae encima ahora no anima demasiado".

Explica que "navegamos en la latitud 45º Sur; hemos subido desde la 47 para evitar los hielos y el día esta siendo tranquilo. El barco navega del través, entre 18 y 20 nudos con viento del norte. Estamos a unos ocho días del cabo de Hornos y en dos días se espera esta fuerte subida del viento".

"El ambiente a bordo es muy bueno, somos conscientes de lo malo de esta etapa, pero sabemos que la única forma de recuperar posiciones es llegando a Río de Janeiro sin mas problemas. Xabi Fernández me ha dicho que mañana hará un mes que estamos a bordo, a mi me parece mucho menos", comenta Vera.

Para el campeón olímpico Xabi Fernández, Jefe de Guardia del 'Azul' las condiciones meteorológicas actuales no son normales porque " sólo vemos cielo gris y lluvia. Lo más curioso es que, estando donde estamos, no haya viento. Es increíble que llevemos diez días navegando por el Pacífico Sur y lo máximo que hemos tenido han sido 20 nudos".

Afirma al respecto que "creo que la probabilidad de cruzar un Océano del Sur entero sin viento es como ir al Everest y que no haya nieve. Esta situación ha sido más complicada para nosotros, ya que nos ha pillado un poco retrasados del resto de la flota y nos ha alcanzado de lleno. Parece que ahora llega viento duro, de unos 30 a 35 nudos (58 a 68 Km/h.) de intensidad y por lo menos llegaremos pronto a Cabo de Hornos".

Finaliza comentando que "ahora importante es no quedarse demasiado atrás. Después de cruzar la segunda puerta de seguridad, y si hay más viento, empujar siempre con moderación porque no podemos tener más imprevistos. Lo importante es acercarnos a la cabeza de la flota lo máximo posible para, en ese tramo final de 2.000 millas (3,700 Km.) desde Cabo de Hornos hasta Río de Janeiro que durará una semana, intentar pasar a alguno de nuestro rivales".

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información